Público
Público

España compra a Polonia derechos de emisión de CO2 por 25 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España se comprometió hoy a comprar a Polonia derechos de emisión de gases de efecto invernadero por un importe de 25 millones de euros con el objetivo de acercarse al cumplimiento del protocolo de Kioto.

Este fue uno de los principales acuerdos firmados en la VI Cumbre hispano-polaca, presidida hoy en la localidad de Sopot, a orillas del mar Báltico, por el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro polaco, Donald Tusk.

Ambos destacaron la buena marcha de las relaciones bilaterales, siempre "cálidas", según Tusk, a pesar del frío que reinaba hoy en Sopot.

Junto al acuerdo medioambiental, Zapatero y Tusk abordaron la próxima elección de los nuevos cargos institucionales de la UE -el primer presidente estable y el Alto Representante para la Política Exterior- y defendieron que se siga un procedimiento democrático y transparente.

Tusk subrayó la importancia del acuerdo suscrito para la compraventa de emisiones de gases con efecto invernadero y garantizó que los recursos españoles irán destinados a desarrollar un sector energético eficiente y una política ecológica de control de emisiones.

Se trata de la primera venta que realiza Polonia de derechos de emisión, pero no la primera compra de España, que ya ha acudido a países como Hungría, Letonia y la República Checa para compensar con inversiones el aumento de sus emisiones por encima de los compromisos de Kioto.

Según explicaron fuentes del Ejecutivo español, Polonia deberá dedicar ese dinero al desarrollo de proyectos en los sectores de biomasa, la generación eléctrica a partir de biogas, y la mejora de la red eléctrica para la interconexión de proyectos eólicos.

Los 25 millones saldrán de los recursos que España ha invertido en el Fondo Verde de Carbono del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) y permitirán movilizar una financiación multilateral de 75 millones adicionales, con lo que Polonia contará con 100 millones para luchar contra la contaminación.

El jefe del Ejecutivo español elogió la evolución de las relaciones bilaterales y abogó por impulsar las ya importantes inversiones españolas en el sector polaco de las infraestructuras, receptor de fondos europeos.

Buena parte de su encuentro con Tusk estuvo centrado en el próximo Consejo Europeo Extraordinario que elegirá a los nuevos cargos institucionales de la UE.

En opinión de Zapatero, los primeros pasos de la puesta en marcha del Tratado de Lisboa deben darse "con acierto".

"Hacer bien las cosas es hacer bien el procedimiento y acertar en la persona", subrayó, antes de apostar por un proceso deliberativo y de diálogo "lo más participativo" posible entre los veintisiete jefes de Estado y de Gobierno de la UE para llegar a "una buena elección".

Zapatero y Tusk participarán hoy en Berlín en los actos conmemorativos del XX aniversario de la caída del muro y coincidirán con otros líderes europeos, a los que plantearán que la elección se base en principios "democráticos y abiertos", según avanzó el primer ministro polaco.

No concretó qué mecanismos concretos podrían aplicarse, pero subrayó la necesidad de que los nuevos cargos europeos gocen de autoridad y que los ciudadanos de la UE entiendan porqué han sido elegidos ellos y no otros.

Zapatero viajó a Sopot acompañado de los ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y Justicia, Francisco Caamaño, además de los secretarios de Estado responsables de Asuntos Europeos, Cambio Climático, Agua e Infraestructuras.

Los dos gobiernos suscribieron un acuerdo para que ingenieros polacos se formen en España en el sector de la construcción y la gestión de los ferrocarriles de alta velocidad.

Los ministros de Exteriores firmaron, además, un convenio para que dos funcionarios polacos se incorporen durante ocho meses a la secretaría de Estado para la Unión Europea, con el fin de aprender de la experiencia de la Presidencia española de la UE, que se desarrollará durante el primer semestre de 2010.

Polonia asumirá la Presidencia de turno en el segundo semestre de 2011.