Publicado: 24.10.2014 00:00 |Actualizado: 24.10.2014 00:00

España condecora a un policía marroquí buscado en Francia por denuncias de torturas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado martes, el director general del Servicio de Vigilancia del Territorio de Marruecos, Abdellatif Hamouchi, recibía de manos del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, la Cruz honorífica al Mérito Policial con distintivo rojo, la más alta condecoración del Estado español para los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Junto a él, recibían el mismo reconocimiento de la Dirección General de Policía, aunque sin distintivo rojo, otros dos altos  mandos de la Policía marroquí.

El motivo de la condecoración fue, según Interior, el "ejemplar trabajo" conjunto entre España y Marruecos que, en los últimos meses, ha facilitado la desarticulación de diferentes estructuras logísticas y de captación de yihadistas en las localidades marroquíes de Castillejos, Tetuán y Fez, y también en Ceuta y Melilla, explicaba Interior en un comunicado. La agencia oficial marroquí (MAP) destacaba el "reconocimiento al papel de Marruecos en materia de paz y de seguridad en el mundo".

Sin embargo, Hamouchi no habría recibido ese distintivo en Francia, donde es buscado por la Justicia por una denuncia de graves torturas. El pasado 20 de febrero la policía judicial gala se personó en la residencia del embajador marroquí en Francia, donde se encontraba el condecorado por España en visita de trabajo. Según recogieron varios periódicos franceses, los agentes acudían con una orden judicial para llevar a Hamouchi a prestar declaración ante el tribunal por su participación en varios presuntos actos de tortura a ciudadanos con pasaporte francés. El funcionario alauí se negó a comparecer para, acto seguido, abandonar el país.

El episodio desató una crisis internacional entre Rabat y París, dos eternos aliados, motivada por unas declaraciones realizadas ese mismo día por el actor español Javier Bardem, en las que criticaba la permisividad de Francia con las torturas sistemáticas en Marruecos que, dijo, le había reconocido en persona el embajador francés en EEUU Gerard Araud. Seis días más tarde, el 26 de febrero, Marruecos suspendió la cooperación judicial con Francia.

"Es vergonzoso e increíble que mientras un Estado miembro de la UE quiera interrogar a este señor, acusado de ser un salvaje torturador, en el Estado vecino se le condecore"El grupo parlamentario de Amaiur en el Congreso de los Diputados ha registrado una pregunta parlamentaria sobre la condecoración de Interior a Hamouchi. El diputado Jon Iñarritu pide explicaciones al Ejecutivo sobre las razones que motivaron la condecoración, pregunta si el Gobierno era consciente de la acusación de torturas que recae sobre el funcionario marroquí, si el Gobierno ha valorado en retirarle la medalla y si "no encontró el Gobierno a otra persona más adecuada dentro de la policía de Marruecos para ser condecorada". Iñarritu también duda de si la condecoración "tenía como objetivo reparar en parte la afrenta padecida por Hamouchi en París".

Interior se ha desmarcado del asunto remitiendo a este diario al Cuerpo Nacional de Policía (CNP), que es quien concede estas condecoraciones, aunque el CNP aún no ha facilitado ninguna explicación a Público.

"Es vergonzoso e increíble que mientras un Estado miembro de la UE quiera interrogar a este señor, acusado de ser un salvaje torturador, en el Estado vecino se le premie con la Cruz al Mérito Policial", ha criticado el diputado de Amaiur en declaraciones a Público. Iñarritu asegura que "lo lógico sería la retirada de la condecoración, al menos hasta que se esclarezcan los hechos denunciados en Francia", ya que este alto cargo marroquí "es una cara conocida por varias organizaciones saharauis que denuncian las torturas a las que Marruecos somete a los saharuis y a miembros de la oposición política".

El diputado también destaca que condecoraciones como esta "no son nuevas, sino que también se concedieron con el PSOE" y destaca la posibilidad de que España premie a estos funcionarios para compensar las acciones judiciales francesas "en un momento en el que el yihadismo y la inmigración ilegal son un problema. No hay más que recordar a los cientos de inmigrantes que cruzaron el estrecho en agosto cuando la Guardia Civil identificó por error al rey de Marruecos", recuerda Iñarritu.