Público
Público

España, a la conquista del sol de EEUU

Grandes empresas y pymes buscan oportunidades de negocio en las energías renovables norteamericanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De Villariezo (Burgos) a Miami. De Guadalajara a San Francisco. Las empresas españolas han decidido cruzar el charco y lanzarse a la conquista del mercado solar estadounidense o, mejor dicho, a posicionarse de cara a lo que debería ser el boom sin precedentes de un país que sólo ahora, con el respaldo activo del Gobierno de Barack Obama, ha empezado a interesarse de verdad por las energías renovables.

En la tierra de las oportunidades, en los desiertos de California y Texas, en las planicies vegetales de Florida, hay sitio para todos. A principios de este mes, Abengoa anunció la construcción de un parque solar de 250 megavatios en el desierto de Mojave para Pacific Gas and Electricity, que proveerá de electricidad a 86.000 hogares en California y estará operativo en 2013. El pasado octubre, Acciona se adjudicó un macroproyecto solar para el Ejército estadounidense (500 megavatios) por 2.000 millones de dólares en el mismo desierto, pero en la parte de Nevada.

Abengoa y Acciona ya realizan proyectos de envergadura en el desierto de Mojave

Pero, además de las grandes operaciones, las pymes también esperan sacar tajada. Jesús Sánchez-Vera lo tiene muy claro. 'El mercado todavía no está maduro pero cuando estalle, lo hará muy rápido y habrá que estar implantados'. Sánchez-Vera es el director de operaciones de Ercam, una pequeña compañía de Guadalajara que empezó en 2000 con ese espíritu ('sabíamos que la utopía iba a convertirse en negocio').

Este verano decidió lanzarse a la aventura trasatlántica y acaba de abrir una oficina en San Francisco. 'Estamos empezando a familiarizarnos con el sistema, con la burocracia; al principio te sientes en la piel de un inmigrante', afirma. Hace dos semanas acudió al Fórum Solar de Los Ángeles, el mayor evento de este tipo en EEUU, junto con otra treintena de empresas españolas, ansiosas por abrirse camino. Prueba de que se ha corrido la voz es que el año pasado eran sólo tres.

Sin embargo, no son muchas las que apuestan por California, el Estado con más futuro solar. 'Quizás por la distancia, porque no hay vuelos directos', dice Sánchez-Vera, que explica la decisión de San Francisco por su vocación ecológica y tecnológica. 'Además, aquí es más fácil crear una empresa que en España. Por 1.500 dólares te registras y ya tienes sucursal', indica (será la primera de Ercam en el extranjero).

Pese a todo, las cosas no están del todo maduras. La recesión afecta al mercado y las ayudas del paquete del plan de relanzamiento económico del Gobierno de Obama tardan en concretarse. A nivel local, la crisis inmobiliaria que ha tocado dos de los estados con más potencial California (al borde de la bancarrota) y Florida ha vaciado las cajas.

Las limitaciones empujan a muchos a cruzar el charco

'Florida tenía previsto dar incentivos a la energía solar, cuatro dólares por kilovatio, pero no hay dinero', dice Octavio Vidal, que dirige la sede que Cuantum Solar, una empresa de Burgos, abrió hace unos meses en Miami. 'Pero eso no quita que Estados Unidos tenga un potencial enorme, aunque el mercado todavía está en pañales', indica.

Los españoles no son los únicos en oler el negocio. Los chinos y los alemanes también están en la carrera. Pero España goza de buena reputación. 'Las empresas españolas han generado gran cantidad de expertos en el campo energético', asegura David Libatique, director de programas energéticos de Los Ángeles, cuya meta es cubrir las necesidades de la ciudad con un 40% de energías renovables en 2020.

California representa el 75% de la energía solar que se produce en EEUU. El Estado empezó su esfuerzo de diversificación energética mucho antes de la política de Obama, diversificación que se ha extendido a Nevada, Massachusetts o Vermont.

Chinos y alemanes también están en la carrera por el mercado solar estadounidense

Cuantum apuesta por el mercado residencial o comercial, con proyectos de 1 o 2 megavatios. Desde Miami, la capital económica de Centroamérica y del Caribe, espera acceder a países donde la energía solar podría ser una buena alternativa porque tienen unas infraestructuras y suministro eléctrico a menudo deficitarios. Las pymes españolas reconocen que en su apuesta por lanzarse a la aventura, a veces con pocos medios, ha influido considerablemente la decisión del Ministerio de Industria de limitar la producción solar.

El decreto regulador aprobado en 2008 para tratar de detener el boom especulativo de la energía fotovoltaica parece haber tenido consecuencias inesperadas. 'El Gobierno nos obligó a movernos', dice Javier Cuevas, director comercial de Cuantum en Burgos.

Con un mercado europeo ya bastante trillado, la alternativa era Estados Unidos. De ahí, la oficina en Miami y los sueños de negocio. 'EEUU es un gigante dormido en el tema solar, un mercado a punto de explotar, aquí hay sitio para todos, incluso para colaborar' dice Cuevas, que confía en que el estallido ocurra en 2010.