Público
Público

España dará la batalla en la UE para lograr ayudas al sector hortofrutícola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno español dará la batalla en Bruselas hasta conseguir de la UE ayudas ordinarias y extraordinarias que compensen al sector hortofrutícola por las pérdidas económicas causadas por la llamada "crisis del pepino".

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha reunido hoy a los consejeros de Agricultura de las comunidades autónomas, con quienes ha acordado el lanzamiento de una campaña de promoción de las hortalizas españolas con el fin de restablecer la confianza en estos productos.

Al término de la reunión, la ministra ha recalcado que España "va a dar la batalla" en Bruselas, y que reclamará compensaciones extraordinarias, aunque lo primero es acordar cuáles serán los mecanismos para evaluar los daños de una manera rigurosa.

En este sentido, ha reiterado que se pedirá que se articulen las medidas de ayuda previstas para estos casos de crisis en la propia Organización Común de Mercado (OCM) hortofrutícola, así como otras de tipo extraordinario canalizadas a través de un fondo para resarcir al sector por la retirada de mercancías en las distintas zonas productoras.

El titular de Justicia, Francisco Caamaño, ha asegurado a este respecto que el Gobierno trabaja para buscar las líneas adecuadas de compensación en el seno de la UE y, si eso no se produce, estudiará la posibilidad de entablar acciones legales. Caamaño ha dicho también que Alemania tendrá que asumir las indemnizaciones.

En su comparecencia ante la prensa, Rosa Aguilar -quien por la tarde se ha reunido con las organizaciones profesionales agrarias- ha valorado que se haya cumplido el primer objetivo, que es que la Comisión Europea levantara la alerta sanitaria, lo que demuestra que las frutas y hortalizas españolas son "de calidad, están limpias y cuentan con plena seguridad alimentaria", ha aseverado.

Para la ministra, esta crisis ha puesto de manifiesto y así lo planteará ante el Consejo que el sistema de alerta en la UE "no ha funcionado bien", por lo que hay que cambiarlo y mejorar el control en las fronteras.

Respecto a la campaña para recuperar la confianza, no ha precisado cuál será su dotación presupuestaria, aunque ha indicado que se hará con fondos propios del Gobierno y de las Comunidades Autónomas y que pedirán a Alemania que también se implique en la recuperación de la imagen del sector español.

Rosa Aguilar ha valorado la colaboración entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas, junto a los productores, en el objetivo común de trasladar a los ciudadanos la "plena confianza" que ofrece los cultivos españoles y que para ello se pondrán en marcha las campañas que sean necesarias.

"Este es un país totalmente responsable y donde los controles son los mayores de toda la Unión Europea", ha destacado la ministra.

Por su parte, las Comunidades Autónomas han coincidido en que la situación requiere medidas extraordinarias de apoyo y que es necesario recuperar de manera inmediata la confianza de los mercados y la imagen de los productos españoles tanto a nivel nacional como internacional.

Clara Aguilera, consejera de Agricultura de Andalucía -una de las zonas productoras más afectadas-, ha cifrado las pérdidas originadas por esta crisis en 75 millones de euros sólo en el sector del pepino en esta comunidad y ha criticado que hasta el momento la UE "no ha estado a la altura" de las circunstancias.

El consejero murciano de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, ha asegurado que el descenso del consumo de frutas y hortalizas ha provocado una caída de precios de entre un 40 % y un 50 %, y ha reclamado medidas extraordinarias y responsabilidades a la UE.

El consejero de Agricultura de Extremadura, Juan María Vázquez, ha lamentado que el daño es "irreversible" y ya "está hecho", y que ahora se trata de recuperar la confianza del consumidor.

Desde Granada, el presidente de los empresarios de la provincia, Gerardo Cuerva, ha exigido a las administraciones "el máximo rigor y empeño" para dilucidar la responsabilidad de Alemania en esta crisis.

Pero no solo la producción española se ha visto afectada, ya que Rusia ha prohibido la importación de todas las verduras procedentes de la UE.

Portugal ha anunciado que se suma a España en su petición de indemnizaciones a la UE por los perjuicios causados en el sector agrícola luso por esta crisis, que cifra en 2 millones diarios.