Público
Público

2-1 España defenderá su corona mundial mañana ante Argentina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con un agónico triunfo ante Portugal (2-1), España obtuvo esta noche su pase para la final del Mundial de hockey sobre patines y mañana defenderá ante Argentina el título conquistado hace dos años en Suiza.

Además, la selección nacional jugará para entrar en la historia, pues en caso de vencer a la albiceleste conseguiría su tercer campeonato del Mundo consecutivo, un éxito que hasta ahora sólo ha alcanzado la selección portuguesa.

España y Portugal, campeona y subcampeona de Europa respectivamente, no quisieron ser menos que Brasil y Argentina y también ofrecieron un enorme espectáculo a los más de tres mil aficionados que prácticamente llenaban las gradas del IFEVI.

Ambos equipos eran conscientes de que el que se pusiera por delante en el marcador tendría mucho ganado, por eso, aunque nunca no renunciaron al ataque, también mostraron una enorme preocupación por mantener su portería a cero.

La primera gran ocasión llegó con una falta directa que España no supo explotar. La respuesta de Portugal fue un disparo de Luís Viana, en el minuto 7, al que respondió magistralmente Sergi Fernández.

Pero España no se asustó. Los de Carlos Feriche siguieron a lo suyo, tocando y tocando, buscando buenas posiciones de lanzamiento. Pedro Gil, en el minuto ocho, gozó de una doble oportunidad para marcar, pero primero el portero portugués y después el palo lo evitaron.

Sin embargo, tan sólo un minuto después, el capitán español montó un rápido contraataque que él mismo culminó con un potente disparo. Golazo de Pedro Gil y España por delante en el marcador.

El tanto español fue un duro mazazo para una Portugal que hasta ese momento no había sido inferior pero que se encontró con un espectacular Sergi Fernández en la portería. Con esa mínima ventaja España llegó al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, el equipo español gozó de una inmejorable ocasión para aumentar su renta, pero el catalán Marc Torra no materializó una falta directa.

En la segunda parte España apostó por un juego de más posesión para evitar las contras portuguesas. El equipo de Carlos Feriche estaba cómodo defendiendo el ataque estático y lento de los lusos, esperando su oportunidad al contragolpe.

El choque entró entonces en un intercambio de goles del que salió mejor parada la selección nacional, pues después de una nueva intervención de Sergi Fernández, el mejor de España, Mia Ordeig sentenció el choque con un disparo cruzado.

2-0 a falta de doce minutos para el final parecía una renta suficiente para un equipo que juega de maravilla con el marcador a favor y que hoy se olvidó del hockey espectáculo y buscó ser más práctica, como había pedido en la previa del partido el seleccionador Carlos Feriche.

Pero enfrente estaba la actual subcampeonato de Europa, que no se entregó. La selección de Luís Sénica lo siguió intentando y falta de poco más de seis minutos para el final logró recortar la desventaja con una falta directa que Caio Oliveira finalizó magistralmente ante Sergi Fernández.

En los últimos minutos el seleccionador luso arriesgó con tres delanteros, pero España supo sufrir para conservar su ventaja. Mañana la selección jugará por entrar en la historia, esta vez ante una Argentina que ha ido de menos a más y que, además, cuenta con el máximo goleador del campeonato, el jugador del Liceo Coruña, Pablo Álvarez.

Ficha técnica:

2-España: Sergi Fernández, Pedro Gil, Jordi Bargalló, Mia Ordeig y Marc Güal -cinco inicial- Titi Roca, Marc Torra, Jordi Adroher y Romá Bancells.

1-Portugal: Ricardo Silva, Neves, Silva Ventura, Ricardo Barreiros y Reinaldo Silva -cinco inicial- Rafael, Caio Oliveira y Luís Viana.

Goles: 1-0, min. 9: Pedro Gil; 2-0, min. 28: Mia Ordeig; 2-1, min. 33: Caio Oliveira.

Árbitros: Fermi (Italia) y Jacquart (Francia). Amonestaron con tarjeta azul a Jordi Bargalló por parte de España, y a Ricardo Pereira, Caio y Neves por parte de Portugal.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda semifinal del Campeonato del Mundo de hockey patines disputado en el Instituto Ferial de Vigo (IFEVI) ante unos 3.500 espectadores.