Público
Público

España ha dejado de ingresar 60.000 millones en impuestos desde 2007

El último informe de la OCDE revela una nueva caída de la presión fiscal en nuestro país hasta el 31,6%. Esto no indica que paguemos menos impuestos, sino que la actividad productiva sigue cayendo en picado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presión fiscal, o el porcentaje del PIB que se recauda a través de los impuestos, cayó en 2011 al 31,6% en España según los datos publicados este miércoles por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Son seis puntos por debajo de la cifra de 2007, ya que en pleno boom de la burbuja inmobiliaria era del 37,3%, lo que implica que el Estado ha dejado de ingresar 60.000 millones de euros (cada punto de PIB equivale a 10.000 millones) en apenas cinco años. 

Estamos por debajo de la media de los países que componen la OCDE pero esto no quiere decir que los españoles paguemos menos impuestos. De hecho, la carga fiscal no ha hecho más que aumentar desde 2008 y el último aumento del IVA y del IRPF del Gobierno de Mariano Rajoy es la prueba de ello. Lo que significa es que el parón de la productividad económica hace que esos impuestos, hoy más altos, no influyan como se espera sobre el PIB.

Lo que refuerza una vez más la teoría de que las medidas de austeridad y recortes, si no van acompañadas de estímulos a la economía real, no hacen sino empeorar la situación de los países en crisis.

España, según el informe de la OCDE (PDF - Inglés) es uno de los seis países -junto con Hungría, Estonia, Suecia, Noruega y Eslovenia- en los que bajó la presión fiscal en 2011 (La OCDE la forman 29). También es el único de los más afectados por la crisis de la Eurozona -Irlanda, Italia y Grecia (los datos de Portugal no han sido publicados)- en el que descendió con respecto a 2010. Con esas cifras, nuestra presión fiscal está por debajo de la media de la OCDE, que se situó el año pasado en el 34%.

La OCDE explicó la subida de recaudación en 2011 en el resto de países por una combinación de factores, entre los que cita la aplicación de regímenes fiscales progresivos y la recuperación económica.'Este aumento se debe a la consolidación fiscal de muchos países pero para que los países de la OCDE alcancen el objetivo de la recuperación económica, el incremento de los ingresos por los impuestos debe ir de la mano con un esfuerzo importante por reestablecer las perspectivas de crecimiento, reforzar su actividad económica y crear puestos de trabajo'.

Nuevamente, España parece lejos de esos objetivos de la OCDE y lo más probable es que se alejen aún más cuando el Gobierno solicite el rescate a la Unión Europea, que irá acompañado de nuevos recortes.