Público
Público

España se desmarca de Francia en la persecución de las descargas en Internet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra española de Cultura, Ángeles González Sinde, reiteró hoy que el Gobierno español no seguirá el modelo francés de perseguir a los usuarios que descargan contenidos de internet, y que su estrategia se dirigirá contra las páginas web que proponen obras sobre las que no tienen derechos.

"Vamos a adoptar un modelo distinto" del francés, explicó González Sinde a Efe, tras entrevistarse con el ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, en Aviñón (sureste de Francia).

La responsable de Cultura recordó que los trabajos de la comisión intergubernamental española, que debe presentar sus conclusiones el próximo día 8, se orientan a una estrategia basada en actuar "contra las páginas web", "contra las fuentes" que pretenden lucrarse ofreciendo obras sobre las que no tienen derechos.

Señaló que había hablado con Mitterrand de la ley francesa Hadopi que penaliza a los particulares que se bajen de la red obras sin respetar los derechos de autor, y prevé la interrupción de la conexión a internet tras varias advertencias.

Más allá de las diferencias, subrayó que el problema de esas descargas "es un asunto que preocupa" en toda Europa y por eso merece la pena observar las experiencias en uno y otro país.

La cuestión estará encima de la mesa en el consejo de ministros de Cultura de la Unión Europea que se celebra el próximo viernes, la última antes de la Presidencia española del Consejo Europeo durante el primer semestre de 2010.

De cara a esa reunión, González Sinde indicó que Mitterrand "quiere que nosotros apostemos", como lo hacen en particular Francia y Alemania, por el proyecto Europeana, con intención de hacer frente a iniciativas privadas como la de Google Books que, admitió, "pueden ser monopolísticas y peligrosas".

A ese respecto, insistió en que hay que vigilar para que "no se vulnere la propiedad intelectual".

Los dos ministros abordaron la digitalización de contenidos culturales y sobre este y otros temas González Sinde aseguró que "Francia es un país con el que estamos muy en sintonía".

Lo ejemplificó con la idea de concretar en la Unión Europea la ampliación de los derechos de los autores sobre los fonogramas de los 50 años actuales a 70 años, algo que España pretende impulsar durante su semestre de presidencia.

González Sinde mostró su satisfacción porque Mitterrand le hubiera demostrado "el interés y el conocimiento" que tiene de la cultura española, y también por su propuesta de que durante la presidencia del Consejo Europeo el próximo semestre se organicen eventos en Francia para una mayor divulgación de lo español.

En ese sentido, el ministro francés sugirió que se podría hacer algo durante el Festival de Cannes e indicó que a su juicio en Francia el poeta español Federico García Lorca no es suficientemente conocido.

"Está muy bien que el ministro francés muestre este interés", afirmó la titular española, que puso el acento en que el patrimonio cultural español es tan importante como el francés, máxime si se tiene en cuenta su papel de puente con el mundo latinoamericano.

González Sinde participa esta tarde en el acto de clausura de la segunda edición de los encuentros internacionales del Foro de Aviñón, que han reunido desde ayer a más de 300 personalidades de la cultura, la economía y los medios de comunicación.

Durante el foro, Mitterrand anunció una dotación de 750 millones de euros para la digitalización de contenidos culturales franceses, al tiempo que reiteró sus temores sobre los planes de Google para constituir un fondo mundial de libros privado.

"La ley del mercado no debe dictar el funcionamiento de todo el sistema, sino el Estado, en particular en el terreno cultural en el que hay que proteger la libertad y la remuneración de los autores", argumentó el ministro francés.