Publicado: 14.08.2014 09:31 |Actualizado: 14.08.2014 09:31

España devuelve a Marruecos a 15 inmigranes encaramados a la valla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por tercer día consecutivo, unas 250 personas de origen subsahariano han intentado saltar la valla de Melilla para entrar en suelo español. En esta ocasión, uno ha conseguido su objetivo y otro ha sido apresado por los agentes españoles mientras huía por el entrevallado y devuelto a las autoridades marroquíes. Previamente, 15 de ellos se habían encaramado a la valla durante unas dos horas, de donde han sido bajados entre las "recomendaciones" de los guardias civiles y los golpes con palos de los marroquíes. 

Según han informado fuentes policiales, la tentativa se ha producido a las 07.30 horas por la parte del perímetro comprendida entre el puesto fronterizo de Barrio Chino y el aeropuerto, en una zona amplia por la que han tratado de sorprender a las autoridades marroquíes y a los agentes de la Guardia Civil.

Una quincena de ellos han permanecido subidos a lo alto de la primera de las dos verjas durante más de una hora y media, antes de ser entregados a Marruecos junto al resto de sus compatriotas, según ha podido comprobar Efe. Durante ese tiempo, miembros de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, subidos a escaleras, han tratado de negociar con los inmigrantes para que descendieran del vallado, algo que finalmente han hecho después de que dos agentes marroquíes se subieran también, desde su territorio, a la valla portando palos, con los que han golpeado y amenazado a los subsaharianos.

Alguno de ellos se ha resistido a bajar y uno ha caído desde una altura de unos cuatro metros, cuando descendía por una de las escaleras colocadas por la Guardia Civil en la zona comprendida entre las dos vallas. Además, cuando otro subsahariano iba a ser conducido a Marruecos, ha conseguido escapar y emprender una veloz carrera, también en el entrevallado, aunque finalmente ha sido interceptado por agentes españoles y entregado luego a las autoridades marroquíes.

Melilla registra por tercer día consecutivo intentos de entrada por parte de inmigrantes subsaharianos. Ayer lo intentaron más de 600 de los cuales unos 70 permanecieron encaramados a la valla durante horas y el pasado martes fueron unos 750 en tres tentativas distintas, de los que alrededor de 80 consiguieron entrar a la ciudad.