Público
Público

España encabeza los destinos preferidos por los alemanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España continúa encabezando la lista de los destinos vacacionales preferidos por los alemanes, ya sean los más jóvenes o los más mayores, según el informe "Reiseanalyse 2009" sobre la conducta de los alemanes en relación con el turismo.

Se trata de un estudio de carácter anual realizado por la asociación alemana "Forschungsgemeinschaft Urlaub und Reisen"(FUR), junto con el Instituto de Investigaciones Turísticas de Europa del norte (NIT), y que se publicó hoy en el marco de la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín (ITB).

En su 39 edición, el informe refleja que los países que más eligen los alemanes para pasar sus vacaciones no han variado en los últimos años; España continúa a la cabeza del ránking, seguida muy de lejos por Italia, Turquía y Austria, afirmó en rueda de prensa, el director de FUR, Peter Aderhold.

La razón es que "España sigue presentándose como una alternativa muy buena de cara a los alemanes, especialmente los más jóvenes", explicó en declaraciones a Efe el profesor Martin Lohmann del NIT.

En 2008, el número de alemanes menores de 30 años que viajaron a España aumentó un 6 por ciento con respecto a 1997, mientras que los mayores de 60 años se redujeron en torno a un 5 por ciento.

Sin embargo, en opinión de Lohmann, "aunque ahora la mayoría de los alemanes que recibe España tengan entre 20 y 25 años, no es un dato negativo, pues probablemente dentro de diez y veinte años, volverán a elegir las playas españolas para pasar sus vacaciones, modificando así la pauta demográfica".

Según explicó el experto, las últimas tendencias apuntan a que cuando uno se hace mayor, tiende a volver a los lugares en los que ya disfrutó de joven.

Por otra parte, el informe de este año indica que la crisis no tendrá efectos tan negativos en la conducta turística de los alemanes como se piensa, insistió el director de FUR, Peter Aderhold.

Aunque el 64 por ciento de los alemanes encuestados se muestra pesimista con respecto a la crisis, y augura más estragos, el estudio revela que las intenciones de viajar no dependen tanto de la situación económica general, como de la personal.

Sólo el 15 por ciento de los alemanes considera que la crisis global influye en sus pronósticos turísticos, y por ello, el nivel de viajes que se realizarán en 2009 no parece variar demasiado con respecto al de 2008.

Irse de vacaciones continúa siendo la máxima prioridad de consumo para Alemania, y por el momento lo único que está claro es que en los hogares hay más dudas acerca de cuánto dinero invertir en sus viajes de este año: más de la mitad piensa gastar lo mismo que en 2008 y sólo un 11 por ciento tiene intención de reducir gastos.

Además, en el caso de verse influidos por la crisis, la mayoría preferiría apretarse el cinturón durante las vacaciones, antes que prescindir de ellas.

En 2008 se contabilizaron hasta 64 millones de estancias vacacionales, un millón más que el año anterior, lo que puede explicarse a través del balance positivo que experimentaron la economía y el consumo en los tres primeros trimestres de 2008.

Según los datos recogidos, casi el 31 por ciento de los viajes fueron dentro de Alemania, mientras que el resto se divide a partes iguales entre las estancias en Estados colindantes con el Mediterráneo y el resto de países.

Otra cuestión significativa es que en los últimos diez años, el número de pernoctaciones se ha reducido ligeramente, mientras que el gasto diario por persona ha aumentado en torno al 26 por ciento.

Para llevar a cabo el estudio, los expertos entrevistaron entre enero y febrero de este año a más de 7.800 alemanes mayores de 14 años.