Público
Público

España exige redoblar esfuerzos para un acuerdo sobre el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra española de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, admitió hoy que hay múltiples dificultades en el proceso de negociación en la cumbre de Cancún sobre el cambio climático, una situación que obliga a "redoblar los esfuerzos".

En el marco de la Unión Europea (UE), España mantiene constantes contactos bilaterales con el resto de los países que asisten a la cumbre de cambio climático, con el objetivo de concitar un acuerdo "necesario y posible", explicó la ministra española durante un encuentro con la prensa.

Aguilar defendió la necesidad de lograr un segundo periodo del Protocolo de Kioto, que entró en vigor en 2005 y expira dentro de dos años.

Este tratado internacional vinculante "no puede ser el problema", recalcó tajantemente Aguilar, que este jueves intervino ante el plenario de la cumbre de cambio climático de las Naciones Unidas, que concluye mañana.

Las divergencias sobre si se debe prorrogar el protocolo, que no ha sido ratificado por países como EEUU y China (los mayores contaminadores), y si debe ser vinculante también para las economías emergentes, se ha convertido en el eje de estas negociaciones.

Otras cuestiones que están resultando problemáticas se refieren a los ámbitos de la financiación, la transparencia y la mitigación (reducción de gases de efecto invernadero), explicó la ministra.

"Son tres temas esenciales en los que se está trabajando para dar una respuesta donde los países se puedan sentir reconocidos y, por tanto, dar pie a ese acuerdo global necesario", subrayó.

Se necesita "generosidad" por parte de todos los países, con el objetivo de conseguir dicho acuerdo.

En su intervención ante el plenario, Aguilar pidió que el resultado de la cumbre incluya un proceso que identifique cómo alcanzar el objetivo ambiental de la anterior cita de Copenhague para que la temperatura media del planeta no aumente más de 2º centígrados durante este siglo.

Abogó, además, por un sistema "transparente" para garantizar el control y el seguimiento de las medidas adoptadas por los países en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las negociaciones sobre los mecanismos de transparencia (medición, información y verificación) para determinar si los países están cumpliendo con sus compromisos de reducción es otro de los asuntos que más controversia está suscitando entre los más de 190 países asistentes a la cita internacional.

La ministra advirtió de que el resultado de Cancún no puede limitarse a acuerdos "instrumentales", sino que es necesario que "todos" avancen en el recorte de gases contaminantes y abogó por que sean los países desarrollados los que lideren la reducción de las emisiones.

El miércoles anunció la determinación de España para que la Unión Europea (UE) eleve sus compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el horizonte de 2020, desde el actual 20% al 30% con respecto a los niveles de 1990.