Público
Público

España invertirá 100 millones de euros por el clima

El negociador de la ONU advierte de que no habrá acuerdo en Copenhague si EEUU no establece compromisos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reconoció ayer que la amenaza del cambio climático es más urgente que la crisis global. Ante tal problema, De la Vega anunció en la inauguración del Congreso Internacional sobre Cambio Climático, que se celebra esta semana en Barcelona, que España invertirá 100 millones de euros en los próximos tres años para facilitar a los países menos desarrollados la adaptación de sus economías a modelos más sostenibles y más respetuosos con el medio ambiente. Será la contribución española ante el 'terrible futuro' que acecha al planeta si no se toman 'medidas urgentes', comentó la vicepresidenta. Esta cantidad irá destinada a proyectos relacionados con el agua y a evitar la deforestación.

'El tiempo apremia'. La ministra española de Medio Ambiente, Elena Espinosa, insistió ayer en la inauguración del Congreso que hay que tomar medidas urgentes y adelantó que 'España lidera la propuesta de una reducción del 30% de las emisiones de CO2 para el año 2020' dentro de la UE, en caso de que los demás países industrializados adopten compromisos cuantificables. El portavoz de Intermón, José Antonio Hernández de Toro, recordó que 'los expertos recomiendan un 40%'.

Egipto y Argelia son partidarios de un bloqueo si EEUU no fija cuotas

El contingente de delegados presentes en el Congreso de Barcelona es importante: 4.000 personas (entre políticos y miembros de organizaciones medioambientales) procedentes de 181 países.

El objetivo de la reunión es allanar el camino con vistas a la Cumbre de Copenhague que se celebrará dentro de un mes y en la que se pretende llegar a un acuerdo satisfactorio sobre la limitación de emisiones de CO2 a partir de 2013, que releve al Protocolo de Kioto en vigor hasta 2012.

La ministra Espinosa insistió en que 'es necesario perfilar los flecos para llegar a Dinamarca con posibilidades de alcanzar un acuerdo'.

El responsable de la ONU en la lucha contra el cambio climático, Yvo de Boer, insistió en que la comunidad internacional no aceptará ningún acuerdo en Copenhague sin que EEUU establezca unos compromisos.

Esta condición previa propuesta por De Boer coincide con la que la semana pasada adelantó en Barcelona Timo Mäkelä, director de Desarrollo Sostenible de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, que admitió que la UE estaría dispuesta a alcanzar una reducción del 30% en función de los compromisos que adopte EEUU. 'El Gobierno de Obama está tendiendo a la reducción, pero todavía no ha cuantificado nada', dijo Mäkelä.

Las ONG reclaman que la UE amplíe su compromiso de reducción al 40%

El cambio en el Gobierno estadounidense abre la puerta al optimismo, como reconoció ayer, desde las filas de la UE, Andreas Carlgreen, ministro de Medio Ambiente de Suecia, país que ostenta la presidencia de turno de la UE: 'Obama ha generado muchas expectativas, ya que en EEUU se empiezan a barajar cifras de reducción desde el 17% al 24%'.

Por su parte, países de la Unión Africana (entre ellos, Egipto, Argelia y Benín) se mostraron ayer partidarios de bloquear las negociaciones mientras países como EEUU, Canadá o Australia no fijen metas concretas de reducción de emisiones.

El otro peso pesado en la negociación que se prepara en Barcelona, según De Boer, serán los países emergentes. 'México, Brasil o China se han mostrado ambiciosos a la hora de limitar sus emisiones', reflexionó el responsable de la ONU en la lucha contra el cambio climático.