Público
Público

España juega ante los anfitriones con la vista puesta en los cuartos de final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España afronta mañana el partido ante los anfitriones de los Juegos Olímpicos de Pekín, 15.45 horas (9.45 en España), con la vista puesta en los cruces, ya que para el seleccionador, Juan Carlos Pastor, el encuentro de los cuartos de final es "la clave" de la competición y tras ganar ayer a Polonia (30-29) llegar a ese partido es lo previsible.

Los rivales que faltan son, además de China, Brasil y Francia. Los dos primeros tiene un nivel claramente inferior a la selección española, así que hay que quedar por encima del tercer puesto para evitar a los dos más fuertes del grupo B.

Actualmente, ese grupo está comandado por Islandia, que dio la sorpresa de la última jornada al imponerse a la actual campeona del mundo, Alemania (33-29). También Dinamarca, vigente campeón de Europa, es otro rival que convendría evitar.

La selección de Francia se deshizo ayer de China sin problemas (33-19). Los chinos son rápidos al contraataque, pero les faltó fortaleza defensiva para frenar a Karabatic y compañía. Tampoco tienen un lanzamiento de nueve metros que pueda obsesionar al rival. Ni mucho menos.

Así las cosas, el de China no debe ser un partido complicado, aunque Juan Carlos Pastor tiene por costumbre curarse en salud. "Egipto parecía que iba de modesta y ya ha dado algún susto", recuerda.

Para el partido ante los anfitriones, todos están bien, así que Pastor contará con Juanín García, Iker Romero, Víctor Tomas, Albert Rocas, Rubén Garabaya, Demetrio Lozano, José Javier Hombrados, David Davis, Alberto Entrerríos, Cristian Malmagro, Raúl Entrerríos, Carlos Prieto y Ion Belaustegui.

El partido se disputará en el Gimnasio Nacional de Pekín, mientras que los cruces, las semifinales y la final, tendrán lugar en el Palacio Nacional, muy próximo al Estadio Olímpico. Ahí quiere jugar España, y tras la victoria sobre Polonia, es lo más probable.