Público
Público

España jugará en equipo para lograr una medalla en ciclismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España llega a los Juegos de Pekín con una de las mejores selecciones de ciclismo, pero los componentes del equipo aseguran que primarán al equipo frente a las individualidades para lograr la primera medalla en ruta en este deporte.

"Si gana uno de nosotros, sea quien sea, todos seremos partícipes de esa medalla", aseguró Samuel Sánchez, que compareció en rueda de prensa junto con Alejandro Valverde y Óscar Freire.

"Hay una motivación añadida, porque al éxito personal se añade el de contribuir al medallero español", señaló Valverde.

Carlos Sastre, reciente ganador del Tour de Francia, no atendió a los medios porque estuvo retenido por un control antidopaje -el resto de los ciclistas españoles también serán controlados durante el día-, mientras que Alberto Contador, vencedor del Giro de Italia y quinto componente del equipo, todavía no ha viajado a Pekín.

Los ciclistas que ya están en China reconocieron hoy parte del recorrido por el que transitará la prueba. A la dureza de la misma añaden "el calor, la humedad y la polución", según Valverde, que serán factores que pueden determinar la victoria final.

En el equipo español "no hay competencia interna", aunque todavía no han definido con el seleccionador, Francisco Antequera, la estrategia con la que afrontarán la prueba de ruta, señalaron.

"Somos cinco que podemos lograr la medalla, pero tenemos que trabajar juntos. En unos Juegos lo importante es contribuir al medallero español. Aunque a título individual sería bonito ganar, si cualquiera gana una medalla será de todo el equipo. Si no fuera yo quien la ganara también me sentiría partícipe de ella", afirmó Sánchez.

Los ciclistas españoles son conscientes de que la medalla se logrará "en equipo", aunque saben que será difícil controlar de principio a fin un recorrido de 245,4 kilómetros.

"Con cinco hombres es difícil que ningún país controle toda la carrera. La clave será estar lo más adelante posible en el momento clave", aseguró Freire.

El cántabro sabe que el recorrido, exigente y calificado de media montaña, no da muchas opciones a los sprinters, pero no por ello renuncia a sus opciones.

"Yo también me defiendo en la media montaña. Hay una parte dura, pero antes hay una parte llana. En una carrera de un día la exigencia es diferente y, además, no hay muchos sprinters", afirmó el triple campeón del mundo.

En lo que queda de temporada, Freire tiene ante si una perspectiva doble: convertirse en el primer español en ganar el oro olímpico en ruta o ser el primer ciclista que gana cuatro mundiales, algo que podrá conseguir si se impone en la prueba de Varese.

"Con cualquiera de los dos estaría satisfecho. No tengo oportunidad de elegir, me conformo con cualquiera", aseguró.

Los españoles rechazan que la prueba en ruta sea un duelo directo entre España e Italia, aunque reconocen la calidad de los transalpinos.

"Italia no es sólo Paolo Bettini, tienen a Davide Rebellin que está en un buen momento de forma. Tampoco hay que descartar a otros candidatos. Denis Menchov demostró en la clásica de San Sebastián que está bien y el alemán Stephan Schumacher que viene en buena forma del Tour", afirmó Sánchez.

La otra selección que consideraron como un rival de importancia es Luxemburgo, que llegó a Pekín con los hermanos Franck y Andy Schleck y con Kim Kirchen.

"Serán un equipo muy fuerte. El favorito de ellos para mí es Kirchen, que es el que mejor se adapta a las características del recorrido, que es el más rápido de los tres", señaló Valverde, quien reconoció que "España es una de las selecciones más importantes".