Público
Público

España lidera una nueva ola de ayuda estatal a bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España se vio forzada a hacer su primer rescate bancario desde el inicio de la crisis financiera, al tiempo que Alemania y Reino Unido también debieron tomar medidas para reforzar al sector, que se prepara para el impacto total del crecimiento de deudas incobrables.

Los bancos también hicieron su aporte redoblando sus esfuerzos para vender activos tras la subida de los mercado en semanas recientes.

El Banco de España dijo el domingo que tomará la operación de la Caja Castilla-La Mancha (CCM) y brindará 9.000 millones de euros en garantías gubernamentales para respaldar al banco.

El Gobierno dijo que espera que la ayuda final sea una fracción de las garantías comprometidas y dijo que los problemas de CCM son una cuestión aislada de liquidez y que la caja cumplirá con todas sus obligaciones.

El deterioro de los créditos está complicando la situación de los bancos españoles a medida que empeora la economía nacional, pero hasta ahora el Gobierno confiaba en su sistema bancario con una regulación más estricta.

Sin embargo, muchos bancos están altamente expuestos al mercado inmobiliario que se hunde con rapidez, lo que eleva sus deudas incobrables y los riesgos particulares para los bancos de ahorro que no cotizan en bolsa, como CCM.

Alemania, en tanto, acordó tomar un 8,7 por ciento en la atribulada Hypo Real Estate, anticipando la adquisición del control total.

El apoyo llega después de que el banco dijera que el año pasado perdió 5.400 millones de euros, que espera seguir en números rojos por al menos dos años más y que necesita respaldo estatal para cumplir con los requisitos de capital.

Y Reino Unido ayudó a orquestar la venta de la sociedad constructora Dunfermline a Nationwide, la mayor sociedad constructora británica que ya ha rescatado a tres rivales menores en lo que va de esta crisis financiera.

LARGA FASE FINAL

Los créditos malos han asumido un papel central como la última pata de la crisis crediticia y podrían durar un tiempo, dijeron los analistas de Goldman Sachs.

el colapso de créditos estructurales, una crisis de liquidez y una caída en las inversiones bursátiles - estuvieron detrás de la mayoría de las advertencias de ganancias del año pasado.

Pero las grandes advertencias de este año han sido motivadas por el deterioro de los préstamos, indicaron.

un grave ciclo de calidad del crédito", dijo Jernej Omahen, de Goldman. "La extensión de la etapa final está menos definida, pero actualmente pronosticamos que durará hasta bien entrado 2010".

El deterioro en la calidad de los créditos es una especial preocupación para los bancos en España, Irlanda y Reino Unido, dijeron analistas.