Público
Público

España mantiene desplegados 1.100 militares en Líbano, la mayoría de la Legión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España mantiene destacados en Líbano unos 1.100 militares, la mayoría pertenecientes a La Legión, integrados en la misión FINUL (Fuerza Provisional de Naciones Unidas en Líbano).

El 1 de septiembre de 2006 el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero aprobó el envío de 1.100 soldados al Líbano con la intención de conseguir el cese de hostilidades permanente entre Israel y Líbano, en una operación en la que España asumió el mando de una brigada multinacional.

El 7 de septiembre, el Parlamento español dio su visto bueno a la propuesta del Gobierno con 306 votos a favor de los 308 parlamentarios presentes, entre ellos los del principal partido de la oposición, el PP.

Al día siguiente zarpaban hacia el Líbano los primeros 566 soldados (490 de ellos pertenecientes a la Brigada de Infantería de Marina y 76 del Ejército de Tierra) y se convirtieron en la misión más numerosa de las que llevan a cabo las Fuerzas Armadas españolas en el extranjero.

Los militares españoles se encuentran desplegados entre la frontera israelí y el río Litani y se concentran en la base "Miguel de Cervantes", situada en el término municipal de Blat (cercanías del pueblo de Marjayún).

Esta Base constituye el Cuartel General de la Brigada Multinacional Este de FINUL, que España lidera desde el 1 de noviembre de 2006.

Forman parte de dicha Brigada Multinacional, que cuenta con unos 3.700 efectivos, de ellos 1.100 españoles, unidades de Nepal, India, Indonesia, Malasia, Polonia y China.

El primer contingente español en Líbano estuvo formado por la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina, que desembarcó en las playas libanesas el 15 de septiembre de 2006 y permaneció casi dos meses en la zona.

Fue relevada el 30 de octubre por la Brigada de Infantería Ligera "Rey Alfonso XIII" de La Legión, cuyo jefe, el general Juan Bautista García Sánchez, asumió el mando del sector este de FINUL.

El 15 de junio de 2007 asumió el liderazgo de la misión la Brigada Paracaidista, bajo el mando del general Ramón Martín-Ambrosio.

Los militares españoles sufrieron su peor momento el 24 de junio cuando murieron en Jiam por la explosión de un coche bomba los paracaidistas Juan Carlos Villora Díaz, Jonathan Galea García, Jeyson Alejandro Castaño Abadía, Manuel David Portas Ruiz, Jefferson Vargas Moya y Yhon Edisson Posada Valencia.

La Brigada Paracaidista fue relevada el 13 de julio de 2007 por la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable, al mando del general José María Prieto Martínez.

A ésta la sustituyó, el pasado 20 de noviembre, la Brigada de Infantería Mecanizada "Extremadura" XI.

Y desde el pasado 30 de marzo de 2008, el contingente español está constituido, en su mayoría, por personal procedente de la Brigada de Infantería Ligera "Rey Alfonso XIII" de La Legión, al mando del general Juan Bautista García Sánchez.

El objetivo de la misión de Naciones Unidas es consolidar la paz en el sur de Líbano y en toda la región, y ayudar al Gobierno libanés a extender su autoridad a todo el territorio, supervisar el cese de hostilidades y hacer posible las labores de carácter humanitario.

El contingente español desempeña, además, actividades de desminado y desactivación de explosivos, asistencia sanitaria a la población, clases de castellano a civiles y militares libaneses y desarrollo de proyectos cívico-militares.

La FINUL, que ha pasado de unos 2.000 a unos 12.000 efectivos, está desplegada en una zona que tiene 40 kilómetros en dirección norte-sur y 65 kilómetros en dirección este-oeste.