Publicado: 21.11.2013 12:14 |Actualizado: 21.11.2013 12:14

España se mantiene en el furgón de cola de la UE en gasto social

Pese a la dureza de la crisis, el desembolso en protección social pasó del 22,2% del PIB en 2008 hasta el 26,1% del PIB en 2011, tres puntos por debajo de la media comunitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A pesar de la dureza de la crisis, España sigue en el furgón de cola en lo que se refiere al gasto social en Europa. un informe publicado este jueves por la oficina estadística Eurostat revela que los quince países más ricos de la UE, el nuestro es el que presenta peores indicadores en protección social.

Es cierto que el gasto en esa partida ha aumentado debido a la crisis desde el 22,2% del PIB en 2008 hasta el 26,1% del PIB en 2011. Pero todavía está tres puntos por debajo de la media comunitaria (29,1%) y muy lejos de los países líderes como Dinamarca (34,3%), Francia (33,6%). Además, el gasto social per cápita está 17 puntos por debajo del promedio de la UE. Nos superan países de nuestro entorno como Grecia o Portugal.

Y eso que el gasto social ha crecido en buena medida porque también han aumentado las prestaciones por desempleo: España es el país de la UE que dedica un mayor porcentaje de gasto social a pagar la prestación por desempleo (el 14,6% del total, casi el triple de la media comunitaria del 5,6%).

Ese indicador no tiene ningún mérito: España lidera también la clasificación de los Estados miembros con más paro (con una tasa 26,6%). Pero la correlación entre nivel de desempleo y gasto en prestaciones no siempre se cumple. Así, el segundo país que más gasta en paro es Bélgica (12,8%), aunque su tasa no supera el 10%, mientras que Grecia sólo dedica a esta partida el 7,4% del gasto social pese a tener niveles de desempleo similares a los de España.

Los países que menos gasto social destinan al paro son Polonia (1,5%), Rumanía (1,6%), Croacia (2,4%) y Reino Unido (2,6%). Entre los grandes Estados miembros, la clasificación la encabeza Francia (6,6%), que gasta el doble que Italia o Alemania (2,9%).

En todo caso, la mayor partida del gasto social en España es la dedicada a pensiones (43,8% del total), seguida de sanidad (34,4%). Por detrás de las prestaciones por desempleo se sitúan las ayudas a la familia y a la infancia (5,4%) y a la vivienda (1,7%).

Los países de la UE que dedican menos gasto a la protección social son Letonia (15,1% del PIB), Estonia (16,1%), Rumanía (16,3%), Lituania (17%), Bulgaria (17,7%), Eslovaquia (18,2%), Malta (18,9%) y Polonia (19,2%). Y luego viene España.