Público
Público

España, Mauritania y Mali tratan de cercar a los secuestradores

El Gobierno español ofrece aviones y helicópteros de la Guardia Civil para dar caza a los captores y evitar que crucen la frontera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por tierra y aire. Así busca se busca a los cooperantes secuestrados en Mauritania el pasado domingo. Para tratar de evitar una posible huida de los captores, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se ha puesto en contacto con el presidente del país, quien ha garantizado que pondrá 'todas las fuerzas de seguridad'.

Además, el Gobierno español ha ofrecido a Mauritania aviones y helicópteros de la Guardia Civil que trabajan en el país africano en el control de la inmigración ilegal para participar en la búsqueda e impedir que crucen la frontera.

Moratinos indicó que los secuestradores todavía no se han puesto en contacto con ninguno de los tres gobiernos, por lo que se desconocen sus reivindicaciones, y apuntó que la hipótesis de que el secuestro sea obra de Al Qaeda ha sido sugerida por el presidente de Mauritania, pero no existe certeza alguna al respecto.

Para reforzar el dispositivo militar establecido por las autoridades mauritanas, que tienen permiso de Mali para entrar su territorio en ejercicio del 'derecho de persecución', el Gobierno español ha planteado la posibilidad de que en la operación participen aviones y helicópteros de reconocimiento de nuestro país, aprovechando la presencia en Mauritania de medios de la Guardia Civil en virtud de los acuerdos de cooperación en la lucha contra la emigración ilegal. Para el seguimiento del secuestro se ha creado un 'pequeño grupo de trabajo', coordinado por los secretarios de Estado de Interior, Antonio Camacho, y de Asuntos Exteriores, Antonio Losada.

La operación va a ser complicada debido a dificultad de rastrear el desierto

Moratinos, que ayer habló con el presidente de Mauritania y hoy con el de Mali, calificó el secuestro de 'desgraciado, dramático e inaceptable'. A propuesta de la presidenta de Chile, la cumbre iberoamericana, que se celebra en Portugal, aprobará un comunicado de condena y solidaridad con el Gobierno español.

El ministro explicó que el secuestro se produjo hacia las 19,30 (hora mauritana) del domingo, cuando en chequeo de seguridad se comprobó la desaparición de un vehículo del último convoy de la caravana de la Ong catalana. Al regresar sobre el recorrido, el vehículo fue encontrado vacío y con las puertas abiertas, hallándose huellas de otro automóvil cuyas rodaduras se dirigían hacia el interior del desierto. Tras ponerse en contracto con la Embajada española en Mauritania, el resto de la caravana regresó sin incidentes a la capital de este país.

El presidente de Mauritania, con el que Moratinos ha vuelto a hablar hoy, ha asegurado que 'no escatimará ningún esfuerzo', según informó Moratinos.