Público
Público

España mejora y Chile demuestra que puede jugar con cualquiera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Chile ha demostrado en la fase de grupos que con su fútbol ofensivo está preparado para medirse con cualquier equipo de igual a igual, incluyendo a la temible Brasil en octavos de final; mientras que España se recuperó de la terrible imagen mostrada en su debut para terminar clasificándose como primera del Grupo H.

El conjunto de Marcelo Bielsa jugó los tres partidos de la fase de grupo fiel a su estilo ofensivo, sin renunciar en ningún momento a buscar la victoria en todos los encuentros, incluso con un hombre menos, con dos goles en contra y frente a equipos teóricamente superiores, como sucedió en la derrota por 2-1 del viernes contra España.

Pero en su valentía también cometió errores graves que le pueden costar caro ante un rival tan efectivo como la pentacampeona del mundo, que aunque no ha exhibido el juego dinámico y fluido de otras veces, sigue siendo una de las grandes favoritas para llegar a la final el 11 de julio.

"Nosotros no atacamos mal hoy en la primera fracción del partido y nos costó defender sobre todo porque tuvimos una posición pretenciosa para recuperar la pelota", dijo Bielsa tras perder contra los campeones de Europa.

Y esa pretensión se ejemplificó en una defensa que subía a presionar hasta el centro del campo con cuatro hombres cuando atacaban sus delanteros el área de Iker Casillas, lo que propició el contraataque en el que David Villa marcó el primer gol, determinante para el devenir del encuentro.

Posteriormente, un error de la defensa fue aprovechado por Andrés Iniesta para montar otra contra en el minuto 37 que él mismo acabaría finalizando con el 2-0 y en la que fue expulsado Marco Estrada por doble amonestación al derribar a Fernando Torres. Ahí cambió todo el partido.

"Intentamos defender a la altura del arco rival eso funcionó hasta la expulsión y los goles dan otro matiz al partido", añadió Bielsa.

Pese a su vocación ofensiva y a su orden táctico, Chile volvió a carecer del instinto goleador que podría haber cambiado el encuentro durante los primeros 20 minutos, después de que sus tres delanteros desaprovecharan claras ocasiones frente a la meta española.

ESPAÑA ESPANTA LOS FANTASMAS

Lejos de su mejor versión, España logró clasificarse como primera del Grupo H y espantar los fantasmas que la acosaron a partir de su decepcionante derrota por 1-0 ante la débil Suiza en el debut del Mundial, al que llegó con el cartel de favorita.

"En este grupo nos ha perturbado mucho la derrota ante Suiza, mucho. Hemos ido a remolque, a contracorriente y han sido situaciones que hemos superado con mucha dificultad", reconoció el seleccionador español, Vicente del Bosque, que tuvo que sufrir hasta el final para poder imponerse a los chilenos.

La esperanza de España es la buena forma a la que ha llegado al torneo su delantero David Villa, que con el gol del viernes se colocó en lo más alto de la lista de goleadores históricos de la selección española en un Mundial y encabeza con el argentino Gonzalo Higuaín y el eslovaco Robert Vittek la clasificación de máximos anotadores del presente Mundial.

La otra buena noticia es la recuperación de Iniesta, una pieza clave para la creación del juego ofensivo español ya que Torres, su otro delantero titular, no está aportando el peligro y el desequilibrio que ha demostrado en otras ocasiones.

Pese a las dudas mostradas, parece que España ha ahuyentando los principales interrogantes que habían surgido tras el primer partido, logrando cuatro grandes goles en dos encuentros y recuperando el estilo de toque creativo en el centro del campo con el que conquistaron la Eurocopa 2008.

España se enfrentará en octavos de final a su vecina Portugal, que también tuvo un flojo debut al empatar sin goles ante Costa de Marfil, pero que al igual que España supo mejorar su imagen con el paso de los partidos goleando a la débil Corea del Norte y aguantando un empate 0-0 ante Brasil en el último encuentro.

"No me tranquiliza nada (evitar a Brasil), tenemos un rival fortísimo también como es Portugal", advirtió Del Bosque, que fue duramente criticado por la mala imagen de su equipo ante Suiza y, por algunas fases del partido en el que se ganó 2-0 a Honduras.

España no cambiará su estilo de juego y probablemente tampoco su alineación titular para enfrentarse con ánimos renovados a la escuadra lusa, que liderada por Cristiano Ronaldo es la selección con más goles a favor junto a Argentina.

"Hemos superado un momento difícil para nosotros (...) a partir de ahora creo que vamos a ser más optimistas en todos los sentidos y ese optimismo tenemos que trasladarlo al terreno de juego", concluyó Del Bosque.