Público
Público

España se mete en semis del Mundial 60 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un gol de David Villa dio la victoria el sábado a la selección española por 1-0 ante la de Paraguay, clasificando a España entre los cuatro mejores equipos del mundo por primera vez en 60 años.

España se enfrentará en semifinales a Alemania, que anteriormente se impuso 4-0 a Argentina.

La última vez que España quedó entre los cuatro últimos equipos de un Mundial fue en Brasil en 1950, con un sistema de torneo diferente, en el que la ronda final se disputaba con un formato de liguilla, en lugar de las actuales semifinales.

El delantero asturiano metió en el minuto 83 tras recoger un rechace dentro del área, en un partido de cuartos de final del Mundial 2010 disputado en el en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

Andrés Iniesta cedió tras una gran jugada individual a Pedro, que disparó al palo. El rechace quedó en los pies de Villa que disparó a portería e introdujo el balón en la red de Justo Villar tras tocar de nuevo en los dos palos.

El reciente fichaje del Barcelona anotó su quinto gol del Mundial y se quedó al frente de la clasificación de máximos goleadores del campeonato en solitario.

El partido, que había comenzado sin grandes ocasiones, vivió en la segunda mitad una etapa de grandes emociones con un penalti fallado por cada equipo en dos jugadas consecutivas.

En el minuto 58 el árbitro guatemalteco Carlos Batres señaló penalti un agarrón de Gerard Piqué sobre Cardozo dentro del área.

Iker Casillas adivinó el lanzamiento del propio Cardozo lanzándose al lado izquierdo de su portería para evitar que el conjunto sudamericano se adelantase en el marcador.

Justo en la jugada siguiente, una falta cometida sobre Villa en el área paraguaya también fue señalada como penalti. Xabi Alonso anotó la pena máxima, pero el árbitro decidió que debía repetirse el lanzamiento al señalar que habían entrado jugadores españoles dentro del área antes de tiempo.

En la repetición del disparo, Justo Villar detuvo el disparo de Xabi Alonso, pero los jugadores españoles protestaron enérgicamente otro penalti cometido por Villar en el rechace sobre Villa, que el árbitro no señaló.

Andrés Iniesta fue nombrado el mejor jugador del partido, pero Casillas también se erigió como uno de los protagonistas del encuentro, salvando a su equipo en el penalti que detuvo a Cardozo y también, en los instantes finales, deteniendo un disparo de Roque Santa Cruz, cuando se encontraba sólo delante del portero.