Público
Público

España necesita refinanciar un 30% de su PIB el año que viene

Administración, sector financiero y empresas encaran vencimientos de más de 300.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía española afronta en 2012 vencimientos de deuda por importe de más de 300.000 millones de euros, lo que equivale a más de un 30% del PIB.

En palabras de Luis de Guindos, último secretario de Estado de Economía con José María Aznar, esas necesidades de liquidez, en un momento en el que los mercados están cerrados por la crisis europea de la deuda soberana, suponen 'el problema más acuciante' que afronta España. 'Aquí es donde está el riesgo', dijo De Guindos, en la presentación de un informe sobre la recapitalización bancaria elaborado por la institución que dirige, el Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School.

De esa cuantía, la parte más importante, 120.000 millones, corresponde a deuda del sector financiero (el triple que este año), seguida de los vencimientos a medio y largo plazo del Tesoro (100.000 millones), las necesidades adicionales para cubrir un déficit público del 4,4% (50.000 millones), las emisiones de las empresas que vencen en 2012 (30.000 millones), y los vencimientos de deuda autonómica (20.000 millones).

De Guindos, que minimizó el efecto de la reciente baja de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo ('No va a tener un impacto importante', dijo), advirtió de que 'seguramente' España entrará en recesión este trimestre. El economista cifró en 5.000 millones las necesidades de recapitalización de las entidades financieras españolas no sistémicas si se les hubieran aplicado los nuevos criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), de los que, dijo, adolecen de 'falta de credibilidad'. Además, subrayó, el 'verdadero activo problemático' del sector en España es su exposición al ladrillo.

Sólo en suelo, las entidades financiaron 'en el momento más alto del ciclo' 120.000 millones, de los que sólo han provisionado un tercio. Y no basta. Según De Guindos, provisionar todo sería 'una locura' y es necesario un 'análisis detallado' para valorar esos activos problemáticos. 'No es lo mismo un solar en el centro de Madrid que a 40 kilómetros del centro', dijo.

El economista no pronunció la expresión 'banco malo', pero sí abogó por una 'solución desde el punto de vista instrumental' para esos activos y, sobre todo, pidió que se haga 'rápido', en un trimestre. Algo que, dijo, es 'absolutamente compatible' con que el actual gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, agote su mandato (acaba en junio próximo). Según De Guindos, a veces, cuando las crisis bancarias se alargan, su coste 'se minimiza', pero esa máxima no vale para la situación actual: 'El tiempo no arregla las cosas'.