Público
Público

España puede perder el tren latinoamericano

Santander y Telefónica piden retomar la apuesta por el subcontinente ante su auge económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España corre el riesgo de perder su privilegiada posición en Latinoamérica, un destino por el que las empresas nacionales apostaron en los noventa y que ahora, con Europa en horas bajas, está de moda en la economía global. Ese es, en síntesis, el mensaje que ayer lanzaron César Alierta, presidente de Telefónica, y el consejero director general de Banco Santander y responsable del banco en el subcontinente, Francisco Luzón, en el XIII Foro Latibex.

El más explícito fue Luzón, que apostó por 'volver a poner a Latinoamérica en el centro de la política de internacionalización de España' e hizo una apelación a las compañías nacionales: 'Reiniciemos una segunda oleada de inversiones', dijo, para aprovechar la 'ventaja estructural' de España en Latinoamérica.

'Reiniciemos una segunda oleada de inversiones', dice Luzón, de Santander

De lo contrario, advirtió, 'es muy probable que en los próximos 10 o 15 años las empresas pierdan su posición' de ventaja. Luzón recordó que, desde 2005, la inversión española en la región ha ido 'desacelerándose' y otros países (como China y Estados Unidos) han tomado el testigo. 'Hemos dejado de invertir precisamente ahora que [el subcontinente] crece sostenidamente y está en camino de que el 75% de su población sea clase media', dijo. El banquero recordó que en la región (cuyo PIB crecerá este año un 4,7%, según la Cepal), el crédito aumenta a tasas del 15% y los países cuentan actualmente con unos 'niveles aceptables de seguridad jurídica'.

Por su parte, César Alierta pronosticó una 'década espectacular' (hasta 2020) para Latinoamérica, que ya supone el 45% de los resultados y el 65% de los clientes de Telefónica, primer inversor privado en la región, con un desembolso de 108.000 millones de euros en los últimos 20 años. En la misma línea que Luzón, el primer ejecutivo de Telefónica (que dijo que 'los fundamentales' de la economía europea 'son buenos'), subrayó que Latinoamérica ya es el primer destino de la inversión extranjera directa de China fuera de Asia.

Por su parte, el presidente no ejecutivo de Endesa, Borja Prado, detalló los planes de la eléctrica en la región, para la que el Banco Mundial prevé una inversión de 20.000 millones anuales en los próximos años para modernizar su sector eléctrico. 'Todos los ojos están puestos en Latinoamérica, mientras Europa se desangra en una crisis hasta ahora, irreductible', resumió. La región 'tiene una oportunidad histórica para abandonar la pobreza y acelerar el desarrollo, dejando atrás el populismo'.