Público
Público

España pide a los checos no dejar de lado el Mediterráneo en favor del Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, ha pedido hoy a la República Checa que no deje de lado al Mediterráneo durante su presidencia de turno de la UE en favor de una mayor apuesta por la relación con los países vecinos del Este de Europa.

López Garrido, en declaraciones a EFE, ha considerado positivo que la UE estreche sus vínculos con países como Ucrania, Georgia y Armenia, pero ha defendido hacer compatible esta aspiración con el desarrollo institucional y político de la Unión por el Mediterráneo, activada por Francia durante su mandato de la UE que ahora acaba.

"No nos parece mal que la República Checa, junto con Suecia, quiera potenciar la política de vecindad con los países del Este europeo, pero debe estar equilibrada con la dimensión del Mediterráneo", ha explicado el secretario de Estado.

La República Checa llevará las riendas de los Veintisiete hasta el próximo 30 de junio, cuando cederá el testigo a Suecia, que ya ha adelantado que uno de sus objetivos será fortalecer la política de la UE con la región del Báltico.

López Garrido ha expresado su confianza en que la República Checa mantenga el "fuerte impulso político" dado por Francia en los últimos seis meses a asuntos como la crisis financiera o el cambio climático.

No obstante, ha reconocido que la checa "no va a ser una presidencia de grandes pretensiones de liderazgo" por ser un país de pequeño tamaño y recién llegado a la UE, a la que accedió en mayo de 2004.

El secretario de Estado cree que es una "incógnita" el papel que pueda tener el euroescéptico presidente checo, Vaclav Klaus, y la fuerte oposición interna que hay a la ratificación del Tratado de Lisboa.

También ha advertido de que las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de junio pueden "politizar" la presidencia y restar "capacidad de definición" en algunas cuestiones.

López Garrido ha hecho hincapié en que España brinda "todo el apoyo" para que sea una presidencia exitosa. "No queremos verla con recelo. Le damos nuestro voto de confianza", ha señalado.

Respecto al diálogo entre la UE y Cuba, se ha mostrado convencido de que la evaluación que se haga antes del verano será positiva, a pesar de que los checos siempre han sido reticentes al levantamiento de las sanciones al régimen castrista, acordado hace medio año.

El secretario de Estado ha dado el aval a otros dos grandes ejes de la presidencia checa, como es la seguridad energética y el fortalecimiento de la relación con Estados Unidos.