Público
Público

España quiere que América Latina, UE y EEUU abran una nueva etapa como "socios globales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España apostó hoy por abrir una "nueva etapa" en la integración transatlántica entre América Latina y el Caribe, Estados Unidos y la Unión Europea (UE) y convertirla en una relación de "socios globales" con especial hincapié en la economía, el comercio, la seguridad, la energía y el cambio climático.

El secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, hizo hoy esta reflexión durante su intervención en la Conferencia "Fortaleciendo la integración transatlántica: América Latina, España y los Estados Unidos" que se celebra en Madrid.

El foro, organizado por la Americas Society and Council of the Americas, cuenta también con la participación del secretario de Estado adjunto de EEUU para América Latina, Arturo Valenzuela, así como del secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias.

De Laiglesia abogó por elevar esa relación a tres entre América Latina, Estados Unidos y la UE, y convertirla en una alianza de "socios globales y no birregionales" que beneficie a todos.

El secretario de Estado español consideró que ha llegado el momento de abrir una nueva etapa en la "relación atlántica de norte a sur" acercándose a los problemas de forma multilateral "alejada del hegemonismo" y que "huya de la confrontación".

"El triángulo atlántico se conforma hoy como un frente compacto de defensa de la democracia, de los derechos humanos, de las libertades fundamentales, del pluralismo, de la integración y de la búsqueda de la igualdad", apostilló De Laiglesia.

Tras hacer referencia a las similitudes, valores e intereses comunes de las tres regiones, manifestó que ese "triángulo" debe apostar por la democracia, la defensa de los derechos humanos y el diálogo como base para organizar la convivencia entre sus pueblos.

Además de trabajar en la violencia de género y el feminicidio, la lucha contra la discriminación, la gestión de las migraciones y la política de cooperación al desarrollo, se refirió a la importancia de articular una "agenda triangular" en otros asuntos.

Una nueva gobernanza financiera internacional fue el primer tema citado por De Laiglesia, quien señaló que, aunque el panorama "es menos sombrío y empieza a verse la luz", ninguna de las tres regiones afronta la salida de la crisis en las mismas condiciones.

"Hay que liderar las decisiones internacionales que lleven a diseñar un modelo de gobernanza más justo, equilibrado, que imponga límites y vigile que se cumplan", aseveró.

Las relaciones comerciales también tienen que estar en el corazón de la agenda trilateral.

Aunque afirmó que ya existen relaciones "muy fluidas y un compromiso claro con el libre comercio", recordó que España -como presidente de turno de la UE- tratará de conseguir este semestre el Acuerdo de Asociación con Centroamérica, avanzar en la conclusión de acuerdos multipartitos con Colombia y Perú, y reactivar las negociaciones con Mercosur, bloqueadas desde 2004.

De Laiglesia también habló de la seguridad y, en concreto, del terrorismo y la piratería y, en este sentido, destacó la necesidad de un pacto a tres bandas que facilite el ejercicio de los derechos ciudadanos y asegure la viabilidad de las instituciones públicas.

Un compromiso por las energías limpias y la lucha contra el cambio climático fueron los otros dos asuntos citados por el secretario de Estado.

"Es evidente que sin una actitud contundente de EEUU y sin una UE como actor internacional más dispuesto a asumir la reducción de las emisiones, la gestión es imposible", matizó.