Público
Público

España quiere dar prioridad al empleo en la estrategia comunitaria hasta 2020

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España pretende que las políticas de creación de puestos de trabajo tengan especial protagonismo en la Estrategia comunitaria sobre Crecimiento y Empleo hasta 2020, y en particular las dirigidas a los jóvenes, dentro de sus prioridades para la próxima presidencia de turno de la UE.

El Gobierno quiere poner freno así al avance del paro tanto a nivel nacional como europeo, ante las perspectivas de que éste continúe creciendo pese a la mejoría de otros indicadores económicos, explicó hoy el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, en el Consejo de Empleo y Asuntos Sociales de la UE celebrado hoy en Bruselas.

"Europa sólo saldrá de la crisis cuando sea capaz de generar los mismos empleos destruidos durante la crisis", afirmó Corbacho en rueda de prensa.

España pretende dar prioridad "a las políticas de empleo y formación, y de forma especial, "a los programas de empleo dirigidos a colectivos como los jóvenes", anunció el ministro.

Éste será uno de los ejes de acción de España durante el primer semestre del año, una etapa clave para la futura estrategia comunitaria sobre Crecimiento y Empleo, ya que en el Consejo Europeo de primavera los Veintisiete decidirán las principales líneas de acción en este ámbito hasta 2020.

En la reunión de hoy, los ministros destacaron la necesidad de tomar medidas concretas para frenar el avance del paro -según los datos de septiembre, el desempleo subió hasta el 9,7%, la mayor tasa desde 1999- e invertir esta tendencia.

Y esto pese a que "estamos en un proceso donde muchos indicadores apuntan a que empezamos a salir de crisis", subrayó Corbacho.

Por ello, los Veintisiete reclamaron medidas concretas para evitar que los desempleados caigan en el paro de larga duración, ante las perspectivas de que el desempleo siga avanzando en 2010 y para hacer frente al riesgo de que los sistemas de protección social se vean afectados por esta tendencia.

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales en funciones, Vladimir Spidla, y el ministro sueco del mismo ámbito, Otto Littorin -cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE hasta finales de año-, coincidieron con Corbacho al situar la creación de nuevos puestos de trabajo en el centro de la futura estrategia comunitaria.

Tanto Littorin como Spidla reclamaron "políticas concretas" e "instrumentos específicos" a nivel nacional para favorecer la inclusión laboral.

Corbacho reconoció que no existe demasiado margen de maniobra a nivel europeo para poner en marcha acciones concretas -ya que el Empleo es una competencia de los estados miembros-, pero destacó que existe un debate creciente entre los Veintisiete para una mayor coordinación de las políticas y medidas de empleo.

Entre las posibles medidas concretas, el ministro citó la promoción de los programas de formación, así como la creación de nuevos instrumentos o la renovación algunos de los ya existentes.

Corbacho se refirió así al avance de los pagos del Fondos Social Europeo (FSE) previstos para los dos próximos años, una medida que fue sugerida por el Ejecutivo comunitario.

"Seria razonable avanzar ese esfuerzo para potenciar las políticas de formación", dijo Corbacho.

El Gobierno español empezará a dar forma a estos planes en el Consejo informal de ministros de Empleo que se celebra en enero en Barcelona.

Dos meses después tendrá lugar la cumbre de líderes europeos de primavera, en la que se sentarán las bases de la futura estrategia comunitaria sobre Crecimiento y Empleo, que sustituirá a la actual -llamada la Estrategia de Lisboa-, diseñada para cubrir el período hasta 2010.