Público
Público

España recorta su previsión y no superará los 60 millones de turistas en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España no superará este año los 60 millones de visitantes, lo que supone un recorte de las previsiones oficiales de comienzos de años, admitió hoy en Londres el secretario de Estado de Industria, Turismo y Comercio, Joan Mesquida.

"No sobrepasaremos los 60 millones, como teníamos previsto a principio de año, porque se ha producido, a partir del mes de julio, una disminución en la llegada (de turistas)", afirmó Mesquida en la Feria Internacional de Turismo de Londres.

Un total de 59,2 millones de personas visitaron el país ibérico en 2007, que fue "el año récord de la historia de España en materia de llegadas de turistas", como recordó el secretario de Estado.

Sin embargo, Mesquida subrayó que se está produciendo "una situación de deterioro de indicadores económicos muy acelerada", circunstancia que afectará a la industria turística.

Pese a todo, "el turismo en España ha resistido mucho mejor que otros ámbitos de la economía esta situación de deterioro económico", subrayó el responsable gubernamental en el certamen, que empezó hoy y es una de las grandes citas anuales del sector.

Además, España mantiene su posición de "segundo país del mundo en llegadas internacionales y segundo en ingresos".

En cuanto a la marcha del presente ejercicio, Mesquida indicó que 47 millones de turistas extranjeros visitaron España durante los primeros siete meses, lo que supone "una ligera reducción del 0,9 por ciento respecto al año pasado".

Además, el gasto total por turista se incrementó un 2,1 por ciento hasta el pasado septiembre, en comparación con el mismo periodo del año anterior, mientras las pernoctaciones registraron un avance del 0,4 por ciento.

El secretario de Estado también aludió a los datos del Banco de España para señalar que los ingresos turísticos, hasta el pasado agosto, crecieron un 2 por ciento.

Sobre la temporada otoño-invierno, el representante gubernamental dijo que resulta "difícil hacer predicciones", pero que "las ventas van a buen ritmo a día de hoy".

Por segmentos, el turismo de sol y playa continúa siendo "la joya de la corona", ya que "más del 65 por ciento" de los turistas que que visitan España acuden "buscando sol y playa".

Respecto a los diferentes mercados emisores, Mesquida subrayó que el Reino Unido es todavía el "primer mercado en importancia del turismo internacional" para España, adonde viajaron en 2007 más de 16 millones de británicos.

El secretario de Estado apuntó que el mercado británico se está comportando a "niveles muy similares" a los de 2007, si bien está experimentando "una fluctuación a la baja de un 1 por ciento".

Alemania (diez millones de turistas anuales), Francia (nueve millones) e Italia (hasta 3,3 millones) constituyen los otros mercados emisores más importantes para España.

No obstante, el turismo "no es un oasis dentro de la situación económica" y se está dando "una situación de deterioro de las principales economías que emiten turismo a España", lo que repercutirá en los bolsillos de sus ciudadanos, advirtió Mesquida.

En cualquier caso, el secretario de Estado considera que el sector turístico español no debe optar por una "bajada de precios", pues "España hace tiempo que compite por la calidad, no por el precio, aunque nunca ha descuidado la relación calidad-precio".

Además, el país ibérico es la nación "con el mayor grado de fidelización turística del mundo", debido a su hospitalidad, clima, seguridad ciudadana, playas y la buena relación calidad-precio.

De cara al futuro, Joan Mesquida manifestó que "el año 2009 es un año importante porque se puede despejar la incertidumbre" y que la industria turística española afronta la actual crisis económica con "confianza activa, que no pasiva".

"Crisis en el idioma chino -concluyó con humor- significa dos cosas: peligro y oportunidad. De esta situación de crisis económica generalizada vamos a quedarnos con el segundo significado"

La feria, conocida también como World Travel Market (WTM), tiene lugar en el palacio de exposiciones y congresos Excel, a orillas del río Támesis en el sureste de Londres, y celebra hasta el próximo jueves su vigésimo octava edición.