Público
Público

España repitió su tercera plaza y Wildeboer se coronó rey de los Juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La delegación española repitió la tercera plaza de la última edición de Almería en los Juegos del Mediterráneo de Pescara, en los que el gran protagonista fue el nadador sabadellense Aschwin Wildeboer, que ganó cuatro oros y logró la plusmarca mundial de 100 metros espalda.

A pesar de que España consiguió poco más de la mitad de los metales conseguidos en Almería, 83 por 152, repitió su tercera posición en un medallero que fue idéntico al de la pasada edición, con Italia primera y Francia segunda. En total, España obtuvo una medalla en 21 modalidades deportivas.

Sin duda, la natación, pese a la ausencia de última hora del plusmarquista mundial Rafa Muñoz, fue el deporte más productivo para España en estos Juegos que han supuesto un banco de pruebas que invita al optimismo de cara al próximo Mundial de Roma.

Desde la piscina de Le Naiada, los nadadores hispanos batieron varios récords nacionales y consiguieron 25 preseas, ocho de ellas doradas y la mitad de estas las consiguió Wildeboer.

El español sólo se vio superado en el número de medallas de oro por el nadador tunecino Oussama Mellouli, que se colgó cinco, aunque Wildeboer logró el récord mundial de los 100 metros espalda durante la primera posta del relevo de 4x100.

En el deporte por equipos, los españoles también firmaron una brillante actuación con los oros conseguidos en fútbol y golf, y las medallas de plata de voleibol y waterpolo.

En el atletismo destacó la participación del veterano Manolo Martínez, que se llevó el oro en peso, al igual que Jackson Quiñónez en 100 metros vallas, Frank Casañas en disco y el relevo masculino del 4x400; mientras que Chema Martínez fue plata en la media maratón.

El tenis también dejó un buen sabor de boca en Pescara, con el oro en individuales de Roberto Bautista y en dobles femenino de Laura Pous y Eva Fernández, que además consiguieron plata y bronce en individuales, mientras que el doble masculino logró el bronce.

En la modalidad de Tiro Olímpico, Pablo Carrera se colgó dos oros en pistola en la distancia de 10 y 50 metros, al igual que Sonia Franquet en la de 25.

En las competiciones náuticas, el piragüismo dio cuatro medallas con dos oros, una plata y un bronce; mientras que el remo dio el oro en sculls femenino individual y la vela el bronce en clase Láser femenino.

En el voley playa el dominio español fue abrumador, al ganar el concurso masculino y femenino, con final española en hombres.

La mejor actuación en las artes marciales fue la de Francisco Javier Martínez, que consiguió el oro en kárate, un deporte que dejó tres bronces; mientras que el judo contribuyó con otros cinco bronces.

En la gimnasia artística, los españoles brillaron en la modalidad individual de paralelas, en la que Manuel Carballo fue oro y Rafa Martínez obtuvo el bronce, mismo metal que Fabián González en suelo, Sergio Muñoz en potro con anillas y que en el concurso por equipos.

En el boxeo, España se quedó a las puertas de oro después de que Jose Kelvin de la Nieve y Francisco Torrijos perdieron sus respectivas finales en la categoría de minimosca y mosca.

En lucha, la delegación española consiguió 3 bronces, una plata y el oro logrado por Karima Sánchez, que además fue premiada por la organización de los Juegos del Mediterráneo al 'fair play' por el gesto que tuvo al no celebrar su medalla e ir a consolar a su oponente tunecina que lloraba desconsoladamente tras perder.