Publicado: 01.11.2013 12:00 |Actualizado: 01.11.2013 12:00

España rescata a más de 3.200 inmigrantes irregulares en 6 meses

El jefe del Centro Nacional de Costas y Fronteras de la Guardia Civil destaca el descenso de llegadas a Levante, Almería, Murcia y Motril.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades españolas han interceptado en los últimos seis meses un total de 3.248 inmigrantes irregulares y 148 embarcaciones que trataban de llegar a España. Además se ha logrado la detención de 8 personas dedicadas al tráfico de personas. Estos son los resultados de la novena edición de la Operación Indalo que dirige la Guardia Civil bajo la financiación de la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX) y que ha arrojado novedades como la irrupción del fenómeno Toy, mafias que lanzan inmigrantes al mar en embarcaciones de juguete.

"Conforme se van cerrando unas llegadas se van abriendo otras. Actualmente la mayor presión se da en el estrecho de Gibraltar con salidas muy constantes, pero con pocos inmigrantes a bordo de embarcaciones tipo Toy. Ahora mismo lo que se está intentando es reforzar esa zona porque otras como el Levante, Almería, Murcia y Motril han sufrido un descenso significativo", ha explicado el jefe del Centro Nacional de Costas y Fronteras, el teniente coronel Eduardo Cobo Espinosa.

Según este mando del Instituto Armado, hay tres puntos de presión en el Mediterráneo: la zona occidental, que afecta a España; la zona central, que es la zona de la isla de Lampedusa y la oriental en la frontera de Grecia. El teniente coronel Cobo indica que "por el momento a España no le están afectando las primaveras árabes y las nacionalidades que siguen tratando de llegar son marroquíes, argelinas y de la zona subsahariana".

Preguntado acerca de la tragedia de Lampedusa y si ha marcado un punto de inflexión en la lucha contra la inmigración irregular, admite que "las tragedias son muy difíciles de evitar ya que se trata de embarcaciones frágiles, personas sin conocimientos náuticos y sin chalecos salvavidas". "La mejor manera de combatirlo es evitar la salida de estas embarcaciones", explica.

En cuanto a la lucha contra las mafias dedicadas a la inmigración, ha destacado que "aunque la Operación Indalo es eminentemente de vigilancia, se ha podido recabar mucha información" y recuerda que "una vez que desembarcan los inmigrantes en España, se ponen a disposición de la Policía Nacional para que sean interrogados". En esta última edición, FROTEX ha enviado a España a expertos en la materia de varios países para colaborar en estos interrogatorios.

Gracias a este trabajo se han podido desarticular varias redes dedicadas a este tráfico de inmigrantes y no descarta que la información recabada derive en próximas detenciones. Por lo general, los inmigrantes colaboran a la hora de explicar cuál ha sido su trayectoria hasta llegar a España. Junto a la Guardia Civil ha participado también la Policía Nacional, Salvamento Marítimo y la Armada Española.

En concreto la Operación Indalo se centra en la zona del Estrecho de Gibraltar —paralelamente se desarrolla la Operación ERA en aguas africanas— desde mayo hasta el 31 de octubre. Los trabajos en la zona no se limitan en exclusiva a la lucha contra la inmigración sino que en estos meses también se han interceptado 26 toneladas de droga y se ha detenido a 60 personas dedicadas al narcotráfico, se han incautado casi un millón de cajetillas de tabaco y se han detectado vertidos ilegales en el Mar por lo que se ha procedido a abrir diversos expedientes sancionadores.

Se han realizado cerca de 3.200 horas de vigilancia marítima y 500 horas de vigilancia aérea. El teniente coronel ha destacado la colaboración fructífera tanto de las autoridades marroquíes como de las argelinas. La operación ha contado además con la participación de diez países europeos.

Los medios materiales empleados han consistido en dos buques oceánicos (1 de Guardia Civil todo el periodo y 1 buque de la Armada durante una parte del operativo), un avión de vigilancia marítima de Italia, otros dos buques oceánicos de Francia e Islandia y cinco aviones de Eslovaquia, Finlandia, Luxemburgo y Portugal.

La Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX), con sede en Varsovia, es un órgano de la Unión Europea cuyo fin es mejorar la gestión de las fronteras terrestres y marítimas de los estados miembros de la Unión.