Público
Público

España roza los 3.000 vertederos ilegales

El número de basureros sin licencia creció un 24% el año pasado, según la Fiscalía de Medio Ambiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imagen de una bañera abandonada, de sillas rotas o simplemente de bolsas de basura tiradas a la salida de muchos municipios españoles sigue siendo algo común. De hecho, el número de basureros sin licencia asciende ya a 2.987, según consta en la memoria de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, referida a 2008 y hecha pública ayer. Esta cifra supone un aumento del 24% respecto al año anterior, según la Fiscalía, que ha constatado que en 2008 aparecieron 176 vertederos ilegales nuevos.

Además de la contaminación asociada a estos focos de basura, existe un importante riesgo de incendio en los vertederos situados en zonas forestales. Concretamente, el año pasado se contabilizaron 379 basureros sin autorización en zonas forestales que la Fiscalía especializada considera 'fundamental' que se eliminen. Este tipo de vertederos en el entorno de bosques se incrementó en un 18% en 2008. No obstante, la Fiscalía apunta que se han reducido los fuegos forestales iniciados en vertederos ilegales en un 29% respecto a 2007, lo que equivale a 67 incendios menos.

Otro foco de riesgo para el inicio de fuegos son las áreas recreativas, como ya ocurrió en el Parque Natural de la Cuenca Alta del Tajo (Guadalajara) en 2005. En 2008 había 3.468 áreas de ocio en las que se permite el uso de fuego en zona forestal, frente a las 2.464 de 2007. Ante el riesgo importante de incendio, se eliminaron 117 áreas recreativas el año pasado y en 374 se ha prohibido el uso del fuego en épocas de mayor riesgo.

Por otro lado, el año pasado se detuvo o imputó a 445 personas por causar 392 incendios, de los 11.612 fuegos registrados en toda España. En cuando a la causa, en el 74,4% de los casos con detenidos fue una negligencia o imprudencia, mientras que en el 14,7% se debió a pirómanos, el 12,6% a regeneración de pastos, el 11,5% a venganzas familiares o vecinales y el 3,1% a la acción de personas con sus facultades mentales perturbadas.

El año pasado se emitieron 525 condenas en medio ambiente, un 22,47% más que en 2007. De estas sentencias, 32 lo fueron en medio ambiente, 301 fueron relativas a la ordenación del territorio y urbanismo, siete a Patrimonio Histórico, 84 a flora y fauna, 90 a incendios forestales y 11 a malos tratos a animales domésticos.

Entre los casos analizados, la Fiscalía de Algeciras emitió un informe sobre los vertidos de buques en tránsito advirtiendo que las denuncias son frecuentemente archivadas por la dificultad de determinar el autor y por la falta de responsabilidad de las autoridades de Gibraltar, que permiten el paso de buques con deficiencias de seguridad o que incumplen la normativa contra la contaminación. También critica los trasvases rutinarios de combustible a los buques desde gasolineras flotantes sin respetar la legislación comunitaria.

La Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han elaborado el primer estudio que se realiza en España para conocer el perfil psicosocial del incendiario forestal.

Los resultados muestran que se trata de un varón español, sin antecedentes policiales por incendio forestal ni por otros delitos, ocupado laboralmente en tareas de poca cualificación, principalmente agrícolas. Ha tenido por lo general una infancia y una crianza normales, aunque a nivel educativo sólo ha superado estudios elementales (cuando no es analfabeto).

Habita principalmente en entornos rurales y está adecuadamente socializado (tiene amigos y disfruta pasando con ellos su tiempo de ocio). Su domicilio, e incluso su lugar de trabajo, están situados en la misma localidad del incendio, o en localidades próximas; actúa en solitario, sin que existan cómplices ni coautores, y no pertenece a ningún grupo relacionado con el crimen organizado.