Público
Público

España saldrá más ofensiva para redimirse ante Honduras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección española de fútbol apostará el lunes por un esquema más ofensivo tras su inesperada derrota en su debut ante Suiza, una sorpresa que espera emular Honduras acumulando hombres en defensa a la espera de un contraataque afortunado que le permita puntuar.

Tras perder 1-0 ante el combinado helvético, el seleccionador español Vicente del Bosque podría sacar como titulares a los delanteros David Villa y Fernando Torres, formando un esquema 4-4-2 más ofensivo que el conservador 4-5-1 que fracasó en su primer partido en el Mundial de Sudáfrica.

"El otro día se jugó bien, lo que pasó es que el último pase igual no se dio bien, pero no vamos a cambiar nuestro estilo por un mal resultado", dijo el centrocampista Xabi Alonso, que ante Suiza disparó un balón al larguero, en una de las numerosas oportunidades que España no consiguió materializar.

El equipo mantendrá su estilo al primer toque, basado en la posesión del balón a través de numerosos pases en el centro del campo hasta encontrar un hueco en la defensa que llegue a sus habilidosos delanteros para que puedan definir. Algo que un solitario Villa no pudo hacer en el debut en el torneo.

Suiza plagó de jugadores las inmediaciones de su área y esperó a un afortunado contraataque para enseñar cómo se gana a España, que sufrió su segunda derrota en tres años y medio, tras perder ante Estados Unidos en la Copa Confederaciones en 2009.

Honduras debe tomar nota para poder aplicarlo el lunes en el estadio Ellis Park de Johannesburgo, después de que su derrota por 1-0 ante Chile alejara su sueño de pasar por primera vez a los octavos de final de un Mundial.

"Esperamos que se cierren atrás, pero tienen que abrir espacios en algún momento y esos espacios son los que tenemos que aprovechar", señaló Del Bosque esta semana, asegurando que no habrá muchos cambios sobre el sistema que les llevó a conquistar brillantemente la Eurocopa de 2008.

La entrada de Torres, delantero del Liverpool, podría dejar en el banquillo al mediocentro defensivo Sergio Busquets, para dejar más espacio a centrocampistas creativos y ofensivos como Xavi, Xabi Alonso, Andrés Iniesta o David Silva.

SEIS VICTORIAS

Honduras llegó a la cita sudafricana como una de las "cenicientas" del torneo y muy perjudicada por las lesiones de algunos de sus jugadores más importantes, como los delanteros David Suazo y Julio César de León, que tuvo que abandonar la convocatoria y ser sustituido por Jerry Palacios.

"A lo largo de nuestra preparación habíamos trabajado de manera específica con jugadores que terminaron siendo descartados", dijo el defensa hondureño Maynor Figueroa.

Sin embargo, el equipo centroamericano no quiere mostrarse como una víctima antes del partido y sus jugadores aseguran con confianza que tras el mal partido ante Chile "se sacudieron los nervios del debut".

"Todo se reduce al estado de ánimo. Tenemos que estar muy seguros de nosotros mismos (...) porque en el partido que viene necesitamos concentración total. No podemos cometer ningún error", dijo a Reuters el capitán hondureño, Amado Guevara.

Pero la selección española también se ha sacudido la presión y el favoritismo que tantas veces le ha hecho tropezar en las citas internacionales importantes.

Aunque en los Mundiales de 2006 y 2002 debutó con victoria, en las seis ediciones anteriores cosechó 3 derrotas y tres empates, siempre ante selecciones teóricamente más débiles. Curiosamente, en 1982, cuando acogió el torneo y las expectativas estaban por las nubes, empató 1-1 con Honduras.

Ahora, la "Roja" no puede permitirse ningún error más y buscará conseguir ante el combinado centroamericano la primera de las seis victorias que tiene que lograr para llegar el 11 de julio a la final en Johannesburgo.

"Teníamos un margen de error y ya lo hemos utilizado", dijo Villa, recientemente fichado por el Barcelona.

Honduras planteará sobre el papel un 4-4-2, pero en el césped del estadio Nelson Mandela se espera que los 11 futbolistas permanezcan atrincherados en su campo a la espera de una contra, tal y como hicieron los helvéticos.

Pese al mal debut, Del Bosque se muestra optimista y muy confiado con su equipo.

"Lo positivo de este revés es que es mejor perder al principio que perder al final", concluyó el seleccionador.