Público
Público

España es el segundo país de la UE en el que más han bajado los muertos en carretera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España es el segundo país de la Unión Europea tras Italia, en el que más han descendido el número de muertos en carretera en 2007 -un 9,1 por ciento- frente a Dinamarca, en el que han aumentado un 33 por ciento, según datos de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) facilitados por el RACE.

Las estadísticas de la FIA reflejan un descenso continuado de las tasas de mortalidad en las carreteras de toda Europa occidental que contrastan con las cifras de los países recientemente incorporados a la UE o que lo serán en breve, con importantes incrementos en la cifra de fallecidos.

Destaca el caso de la Republica Checa, con una subida de los muertos en carretera cercana al 17,4 por ciento, o Dinamarca que, aunque mantiene cifras bajas -406 muertos en todo el año pasado-, ha sufrido un incremento del 33 por ciento con respecto a 2006.

En el otro extremo se sitúa Italia -10,9 por ciento menos-, España -9,1 por ciento a la baja- y Austria -6 por ciento menos-.

En cifras globales, los tres países europeos que encabezan las estadísticas de siniestralidad son Alemania, Francia y España, aunque son también los que tienen un mayor número de vehículos y de desplazamientos en sus carreteras.

Así, Alemania es el país europeo con una mayor cifra de víctimas mortales el año pasado -5.031-, seguido de Francia -4.615- y España -2.741-.

A pesar del fuerte descenso del número de fallecidos en España, el RACE ha pedido la puesta en marcha de medidas especiales que permitan alcanzar el objetivo de reducir a la mitad el número de personas muertas en carretera en el año 2010.

Propone introducir como medida obligatoria antes de 2012, el uso de luces diurnas, y el control de estabilidad (ESP) de serie en todos los vehículos.

Sólo un 20 por ciento de los vehículos de gama media y baja llevan este dispositivo de seguridad frente al 100 por ciento de los vehículos de alta gama.

El RACE también apuesta por reducir el IVA de los elementos de seguridad de los vehículos (ABS, ESP, sillas infantiles...) para fomentar su instalación y mejorar la seguridad de los ocupantes y profundizar en las campañas de concienciación del uso del cinturón de seguridad en todas las plazas.