Público
Público

España sueña con una proeza ante los Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las selección femenina de los Estados Unidos acumula un récord de cinco oros, una plata y un bronce en siete participaciones olímpicas -no acudió a Moscú'80- y una marca de 42 victorias y 3 derrotas en una modalidad en la que sólo la ex Unión Soviética a subido a lo más alto del podio, pero España sueña con hacer una proeza el próximo viernes (20.00 hora local; seis menos en la Península).

"Podemos tener una oportunidad de ganar este partido sobre cien o sobre mil, pero vamos a ver si es ésta. Si tengo una oportunidad sobre mil voy a intentar que sea ésta. No voy a conjeturar sobre el partido ni sobre el resultado porque sería infiel a mis jugadoras y a mi equipo". Palabras de Evaristo Pérez, seleccionador nacional español.

Se puede pensar que es pedir la luna o que nada es imposible. Lo único cierto es que dentro de la selección española no es el único que piensa de ese modo. "Son una primera potencia, pero en la cancha hay cinco contra cinco, no veinte contra cinco, así que eso hay que demostrarlo en la cancha. Vamos a salir a por todas". En esta caso, la que habla es la alero andaluza Isabel Sánchez.

Así se fraguan las grandes gestas, aunque aquí, más que a gesta, suena a milagro. La antigua Unión Soviética es la única selección del planeta que se ha encaramado al primer escalón del podio olímpico, dos veces como tal (Montreal'76 y Moscú'80) y, una tercera, bajo la bandera de la Confederación de Estados Independientes (Barcelona'92).

O sea, que las americanas sólo han cedido tres derrotas desde que el baloncesto femenino entró dentro del programa olímpico en 1976. En el otro platillo de la balanza han volcado 42 victorias. Todos los números que rodean a las estadounidenses deslumbran. Por ejemplo, en cuanto a triunfos, su serie actual antes del inicio del campeonato de Pekín señalaba veinticinco consecutivas. La racha ha crecido en la capital pequinesa y sigue abierta.

En cuanto a lo individual, hay dos nombres propios por encima de todos los demás: Teresa Edwards y Lisa Leslie. Edwards es la más condecorada de los jugadores y jugadoras del planeta con cuatro oros y un bronce olímpicos. Ahora, Leslie se ha convertido en la segunda jugadora estadounidense que ha disputado cuatro ediciones de los Juegos y ahora aspira a sumar el cuarto oro olímpico de su carrera.