Público
Público

España toma ventaja, mientras que Argentina y Rusia tropiezan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los equipos de España, Argentina y Rusia tuvieron un arranque diferente en la primera jornada de los cuartos de final de la Copa Davis, en la que los primeros dominan por 2-0 a domicilio contra Alemania, mientras que Suecia arrancó un punto en Buenos Aires, y la República Checa otro en Moscú.

La incorporación de Rafael Nadal y David Ferrer al equipo que capitanea Emilio Sánchez Vicario ha sido definitiva en el duelo que se disputa en Bremen entre germanos y españoles. El tricampeón de Roland Garros doblegó con gran eficacia a Nicolas Kiefer por 7-6 (5), 6-0 y 6-3, mientras que Ferrer se deshizo del número uno germano Phillip Kohlschreiber por 6-7 (3), 6-3, 6-4 y 6-2.

El conjunto español, que ganó la primera eliminatoria a Perú en Lima, persigue ahora su segunda victoria consecutiva foránea, algo que nunca ha logrado en su historia, pero que tiene a mano ahora, si los dos zurdos Feliciano López y Fernando Verdasco vencen a Philipp Petzschner y Philipp Kohlschreiber, si es que éste último se sobrepone a las dolencias en el nervio ciático que padeció durante el duelo contra David Ferrer.

Mientras, en una lenta pista de tierra batida en el estadio Mary Terán de Weiss en Buenos Aires, Robin Soderling igualó 1-1 la serie contra Argentina al derrotar a José Acasuso por un aplastante 6-0, 6-4 y 6-1, después de que David Nalbandian superase a Thomas Johansson por 6-2, 5-7, 6-4 y 6-2.

Argentinos y suecos coincidían antes de que comenzara la eliminatoria en que el equipo local tenía amplias ventajas porque se disputa sobre una lenta pista de tierra batida, pero Soderling se adaptó perfectamente, y arrancó un punto que llena de incertidumbre este duelo, que solo podrá acabar el domingo.

El tercer punto, en el que Suecia parece tener mejores posibilidades que Argentina, lo disputarán este sábado Nalbandian y Guillermo Cañas con Jonas Bjorkman y Robert Lindstedt. El domingo cerrarán la eliminatoria Acasuso-Johansson y Nalbandian-Soderling.

En Moscú sucedió algo parecido, porque el checo Radek Stepanek venció al ruso Ígor Andréev por 6-3, 6-2 y 6-4 en el segundo partido de individuales, igualando la confrontación que había empezado con buen pie para Rusia, ya que Marat Safin había derrotado previamente a Tomas Berdych en el primer partido por 6-7 (5), 4-6, 6-3, 6-2 y 6-4.

Stepanek se deshizo de su rival por la vía rápida en menos de dos horas, resultado sorprendente si se tiene en cuenta que Andréev es un especialista en tierra y uno de los pocos jugadores que ha derrotado al español Rafael Nadal en esa superficie.

El partido de dobles se disputará mañana, sábado, a partir de las 10:00 GMT y enfrentará a los rusos Nikolay Davydenko/Mijail Youzhny contra los checos Lukas Dlouhy/Pavel Vizner.

En Winston-Salem, Estados Unidos ha tomado ventaja de 1-0 ante Francia, después que su número uno, Andy Roddick, venciese por 6-4, 7-6 (3) y 7-6 (5) a Michael Llodra, y parece decidido a la victoria, habida cuenta que los dos mejores jugadores galos, Jo-Wilfried Tsonga y Richard Gasquet, se han dado de baja por lesiones.

Antes que diese comienzo el partido en el Joel Coliseum de Winston-Salem, los jugadores y capitán del equipo de Estados Unidos recibieron los anillos de campeones que lograron el año pasado al ganar el título 32 en la historia de la competición, pero el primero desde 1995.

Tras la ceremonia, llegó el primer partido en el que Roddick confirmó que con su saque en pista rápida es muy difícil de ganar y eso que tuvo enfrente a Llodra, que también hizo un gran trabajo en ese apartado al permitir sólo una rotura en seis oportunidades.

Pero fue lo justo para que Roddick, sexto del mundo, diese el primer punto a su país, con 30 puntos directos