Público
Público

España, con ventaja de 2-0 ante República Checa en la Copa Davis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

David Ferrer protagonizó el viernes una remontada épica para vencer a Radek Stepanek y dejar a España 2-0 en la final de la Copa Davis ante la República Checa, después de que Rafael Nadal diera a los locales una ventaja inicial en la serie tras un cómodo triunfo.

Nadal, número dos del mundo, tuvo un inicio algo difícil antes de imponerse a Berdych por 7-5, 6-0 y 6-2 en un encuentro jugado sobre la tierra batida de la pista cubierta del Palau San Jordi de Barcelona.

El español logró el quiebre decisivo en el undécimo juego, cerrando el primer set en una hora y ocho minutos.

El cuatro veces ganador de Roland Garros, que había perdido sus últimos cuatro partidos del circuito, superó sin problemas a su rival en el segundo set, donde no cedió ningún juego.

Fue tanta la superioridad del español después del segundo set que llegó a ganar 13 juegos consecutivos frente a un Berdych completamente desbordado para quedarse con el partido.

"Después del primer set empecé a jugar mucho mejor", dijo Nadal en rueda de prensa.

"Pude controlar los puntos y no cometí tantos errores", agregó.

Por su parte, Berdych se mostró confiado de poder remontar esta serie pese a la derrota inicial.

"Es sólo el primer punto," dijo Berdych.

"Hemos estado antes en esta situación y hemos acabado ganando (...) He perdido con un gran Rafa (Nadal). Esto puede ocurrir", añadió el checo.

VENTAJA DESPERDICIADA

En el segundo partido, Stepanek parecía decidido a igualar la serie tras ganar los primeros sets sin problemas.

Sin embargo, la Davis tiene la costumbre de producir grandes remontadas, y Ferrer se alimentó de la ayuda de los 16.200 espectadores para remontar y quedarse con el partido tras un 1-6, 2-6, 6-4, 6-4 y 8-6 antes de desplomarse el suelo de alegría y cansancio.

El capitán checo Jaroslav Navratil nombró a la poco conocida pareja conformada por Lukas Dlouhy y Jan Hajek como su equipo de dobles para jugar el sábado ante Feliciano López y Fernando Verdasco, pero tiene la opción de volver a designar a los experimentados Berdych y Stepanek.

Los checos necesitan ganar el partido dobles para mantener vivas sus esperanzas de quedarse con el torneo y llegar con opciones a los duelos de individuales del domingo.

España, que ha ganado la competición en tres ocasiones, defiende el título conseguido el año pasado tras vencer en la final como visitante a Argentina. Los checos sólo han ganado el torneo en una ocasión, bajo el nombre de Checoslovaquia, en 1980.