Público
Público

España y Cuba se reúnen hoy para hablar de derechos humanos y presos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Gobiernos de España y Cuba celebrarán hoy en Madrid una nueva reunión para hablar de derechos humanos y de la situación de los presos políticos y la disidencia en la isla.

Se trata del cuarto encuentro del mecanismo de diálogo sobre derechos humanos creado durante la visita del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a La Habana en abril de 2007, que abrió una nueva página en las relaciones entre ambos países.

Este encuentro servirá para calibrar la voluntad de Cuba de dar pasos para paliar la falta de libertades y de democracia en la isla y facilitar el diálogo con la Unión Europea (UE).

Moratinos se ha marcado como reto durante la presidencia española de la UE convencer a los socios europeos para suavizar la actual política hacia Cuba, instaurada en 1996 a iniciativa del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar.

Esta posición común supedita el diálogo político con el régimen castrista a que haya avances democráticos.

En la reunión de hoy, la delegación española estará integrada por los directores generales de Política Exterior, Alfonso Lucini; para Iberoamérica, Juan Carlos Sánchez, y de Naciones Unidas, Asuntos Globales y Derechos Humanos, Jorge Domecq, informaron a Efe fuentes ministeriales.

La representante del Gobierno cubano será la directora de Asuntos Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Anayansi Rodríguez Camejo, que estará acompañada por el embajador de Cuba en España, Alejandro González Galiano.

En la reunión, se hablará de la situación de los disidentes, el estado de las cárceles de la isla y de los presos políticos -unos 200 en la actualidad- y de la previsión de que Cuba ratifique los dos grandes pactos de derechos humanos de la ONU -el de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el de Derechos Civiles y Políticos- que firmó hace dos años.

Esta cita viene precedida por el seminario hispano-cubano celebrado hoy entre miembros de ambos Gobiernos, expertos jurídicos y representantes de ONG para debatir sobre la situación de los derechos humanos y la legislación penal en la isla.

El foro tuvo lugar a puerta cerrada y sin la participación de opositores cubanos exiliados en España.

El colectivo Cuba Democracia Ya, en un comunicado, lamentó que el Gobierno español no haya invitado a la disidencia para "sentar frente a frente a quienes violan los derechos humanos y quienes trabajan para defenderlos".