Público
Público

España y Francia tratan de recomponerse tras el temporal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fuerte temporal de viento que afectó a gran parte de España y el sur de Francia se alejaba el domingo tras causar la muerte de 15 personas, mientras las autoridades se centraban en controlar varios incendios, solucionar los problemas en el suministro eléctrico y los importantes destrozos causados.

Con vientos de hasta 190 kilómetros por hora, el domingo amaneció con un panorama de árboles y torres eléctricas derribados, tejados destruidos, y restos esparcidos en el sur de Francia y norte de España.

La peor parte se la llevó Cataluña, donde en últimas 24 horas fallecieron siete personas, cuatro de ellas niños de entre 9 y 12 años, a los que atrapó el derrumbe parcial de un pabellón anexo a un campo de béisbol en Sant Boi de Llobregat. Dos personas más fallecieron en Galicia, una en Castilla y León, otra en la Comunidad Valenciana y cuatro en Francia.

El domingo la atención se concentraba en sofocar los incendios en Tarragona, Alicante y Valencia, causados por la caída de una torre de alta tensión y los fuertes vientos y devolver el suministro eléctrico y de telefonía a las áreas más afectadas.

El operador Red Eléctrica dijo que el temporal había afectado seriamente el sistema de electricidad e interrumpido el suministro en 17 líneas en el norte de la península.

Decenas de miles de usuarios estaban sin luz en Galicia, País Vasco y Cataluña. En Galicia, muchos usuarios tampoco podían utilizar la red de telefonía fija o móvil, según informó el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño.

Red Eléctrica también dijo que varias líneas internas de Francia y de interconexión con España se habían visto afectadas por los fuertes vientos. Los vientos derribaron hasta 20 torres de alta tensión y Red Eléctrica movilizó a 400 personas para recuperar el suministro.

El Ministerio de Defensa anunció que medio millar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias se habían desplegado en Alicante y Valencia para contribuir a sofocar los incendios, que obligaron a evacuar a miles de personas el sábado aunque sólo unos 68 permanecían fuera de sus casas a última hora del sábado.

El transporte público volvió a la normalidad, informaron Renfe y Aena, después de que el viento provocara retrasos en los trenes y algunas cancelaciones de vuelos.

ELECTRICISTAS A FRANCIA

Mientras, algunos países europeos enviaron equipos de electricistas a Francia para colaborar en la reanudación del servicio.

Más de 1.000 electricistas franceses respaldados por 12 helicópteros trabajaban para devolver la luz a 1,1 millones de casas. Compañeros de Reino Unido, Alemania y Portugal debían llegar el domingo para contribuir.

La tormenta fue la peor desde diciembre de 1999. Entonces, un temporal mató a 88 personas en Francia. Después, la agencia meteorológica estableció un sistema de alerta y las autoridades emitieron avisos en los días previos, lo que probablemente evitó que ascendiera el número de fallecidos.