Público
Público

España y Marruecos, bloqueados en el tema Haidar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España y Marruecos estaban en un punto muerto el miércoles por el destino de la activista saharaui Aminetu Haidar, en huelga de hambre en el aeropuerto canario de Lanzarote después de ser expulsada del territorio.

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, aseguró tras reunirse con el embajador marroquí Omar Aziman que el país norteafricano no había hecho ninguna concesión sobre Haidar.

"Le he explicado la posición española, nuestra preocupación por su salud y por la situación prácticamente sin salida en que se encuentra", dijo Valenciano. "Ella no se merece este tratamiento, y España tampoco se lo merece".

"Las posibilidades de España se agotan", agregó.

capital de la antigua colonia española ahora administrada por Marruecos - y ha rechazado las ofertas que le ha hecho hasta ahora el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

Las autoridades españolas le han ofrecido solicitar un nuevo pasaporte marroquí, concederle el estatuto de refugiada u otorgarle la nacionalidad española de forma extraordinaria y por razones humanitarias, para que así pueda tener un título de viaje y se pueda subir a un avión.

Haidar quiere su pasaporte en vigor, que le fue retirado por las autoridades marroquíes cuando volvía al Sáhara Occidental desde Nueva York tras recibir un galardón por su defensa de los derechos humanos en ese territorio, y fue devuelta a España, de donde procedía su vuelo.

La activista, nacida en 1967 en El Aiún, también ha rechazado el estatuto de refugiada ya que considera que no le permitiría volver al Sáhara, y ha declarado que el hecho de tener un pasaporte español le supondría "ser una extranjera en su propia tierra".

La abogada de Haidar ha señalado que a las autoridades españolas les bastaría cumplir con la Ley de Extranjería y expulsar a Haidar sin documentación.

En este tiempo ha recibido múltiples muestras de apoyo, tanto nacionales como internacionales. Numerosas organizaciones y personalidades, como el director Pedro Almodóvar o el actor Javier Bardem, han pedido al Gobierno que intervenga.

"Tiene una gran fortaleza mental pero (...) en su entorno estamos muy preocupados por su estado de salud", dijo Fernando Peraita, portavoz de la Plataforma de Solidaridad con Aminetu Haidar, en una conversación telefónica desde el aeropuerto de Lanzarote.

Rabat sostiene que Haidar no siguió los trámites administrativos de entrada, al parecer por no señalar Marruecos como su país. Su abogada rechazó este argumento, y señaló que cuando viaja, Haidar deja la casilla en blanco, o pone "saharaui" como su nacionalidad.

Al ser devuelta a Canarias, de donde procedía el avión que la llevó al Sáhara Occidental, denunció a Marruecos por expulsión ilegal y a las autoridades españolas por secuestro, ya que dice que la obligaron a entrar en el país en contra de su voluntad y le impiden la salida.

Haidar ha declarado que está dispuesta a morir si no puede volver a casa.