Público
Público

España y la UE cumplirá sus objetivos de reducción de CO2 previstos en Kioto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España y la Unión Europea cumplirán sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del Protocolo de Kioto -un aumento máximo del 15% y una reducción del 8 por ciento en 2012-, según un informe presentado hoy por la Comisión Europea.

"La UE va a lograr sus objetivos de Kioto", aseguró en rueda de prensa el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, quien consideró que esta realidad concede al bloque europeo el "argumento moral" necesario para negociar en la cumbre sobre cambio climático de Copenhague -del 7 al 18 de diciembre-.

"Es una lección para los países desarrollados que no están cumpliendo sus objetivos de Kioto", añadió y mencionó a Australia, Japón y Canadá como ejemplo -Estados Unidos nunca llegó a ratificar el acuerdo-.

Los quince países que pertenecían a la UE en el momento de la firma del Protocolo de Kioto (1997) se comprometieron a reducir sus emisiones medias durante el periodo 2008-2012 en un 8 por ciento respecto al año de referencia -1990 en la mayoría de los casos-.

Este objetivo colectivo se tradujo en compromisos de emisión específicos y vinculantes para cada estado miembro.

Los países que se sumaron a la UE a partir de 2004 no cuentan con un objetivo colectivo basado en Kioto, pero sí han adquirido -a excepción de Chipre y Malta- compromisos comparables (reducciones entre un 6 y un 8 por ciento con respecto al año de referencia) y ya han logrado un recorte global del 12,5 por ciento.

El estudio de la CE, basado en estimaciones de los estados miembros, indica que a pesar de que las emisiones contaminantes de España en 2007 -últimos datos disponibles- se situaron un 52,6 por ciento por encima de los niveles de 1990, logrará que el crecimiento del CO2 en el país se limite al 15 por ciento en 2012.

Para conseguirlo, España deberá respetar los límites de emisión para sectores altamente contaminantes como las eléctricas o las productoras de papel y vidrio -reguladas por el sistema de comercio de derechos de emisión (ETS, por sus siglas en inglés)- y emprender medidas adicionales para el resto de sectores.

Según el estudio publicado hoy, si España pone en marcha esas medidas adicionales conseguirá no sólo cumplir su objetivo para los sectores no regulados por el sistema ETS sino reducir sus emisiones un 0,4 por ciento más allá de lo exigido en Kioto.

Por su parte, la UE de los antiguos Quince ha conseguido hasta ahora recortar sus emisiones en un 5 por ciento y, según Bruselas, no tendrá problemas para que la reducción supere el 8 por ciento exigido.

El único estado que previsiblemente tendrá dificultades es Austria que, según los cálculos presentados hoy, emite un 11,3 por ciento por encima de los niveles del año de referencia cuando tendría que lograr un recorte del 13 por ciento para 2012.

La CE reconoció que la UE cumplirá sus objetivos no sólo gracias a los recortes de emisiones en sí mismos sino también a la aplicación de los mecanismos de flexibilidad de Kioto -que permiten, por ejemplo, invertir en proyectos medioambientales de naciones en desarrollo y contabilizar la reducción como propia-.

En concreto, detalla que las emisiones de los Quince caerán en un 6,9 por ciento entre 2008 y 2012 respecto al año de referencia y el resto se logrará con medidas adicionales.

Bruselas asegura que cuando se apliquen todas las medidas previstas por los estados miembros se podría llegar a superar el objetivo colectivo del 8 por ciento de Kioto y alcanzar un recorte de hasta el 13 por ciento.

Aún no se disponen datos oficiales para 2008, pero la Agencia Europea del Medio Ambiente sí publicó el pasado agosto unas estimaciones adelantadas según las cuales las emisiones de la UE15 cayeron hasta un 6,2 por ciento respecto al año de referencia y las del conjunto de los Veintisiete hasta el 13,6 por ciento.