Público
Público

El español Nicolás Almagro se impone a Carlos Moyá en la final del Abierto de Brasil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Nicolás Almagro impuso hoy el entusiasmo de su juventud a la experiencia de su compatriota Carlos Moyá y conquistó el título del Abierto de Brasil en un muy disputado partido, que ganó por 7-6 (7-4), 3-6 y 7-5.

La "final española" en Brasil fue un duro partido para ambos, que dejaron la amistad fuera de la pista y no se dieron tregua en ningún momento.

Moyá, de 31 años y ex número uno del mundo, se mostró más frío y acostumbrado a finales, mientras que Almagro gritó para festejar cada punto, corrió más y jugó con todo el ímpetu de sus 22 años.

El primer set fue un "toma y daca" constante y acabó igualado en seis, por lo que fue necesario un desempate en el que Almagro llevó la mejor y se impuso por 7-4.

A Moyá parecía pesarle la dura jornada del sábado, cuando batalló durante poco más de dos horas y media para derrotar al ecuatoriano Nicolás Lapentti en la semifinal por 6-2, 3-6 y 7-6 (7-5).

Almagro, además de más joven, llegó a la final más descansado, pues su semifinal fue un paseo ante el italiano Fabio Fognini, al que liquidó el sábado con un contundente 6-1 y 6-1.

En el segundo capítulo, Moyá sacó a relucir toda su veteranía y midió cada uno de sus golpes. Combinó el juego desde el fondo con sorpresivas subidas a la red y complicó el trabajo de Almagro, que perdió por momentos la concentración y acabó perdiendo por 6-3.

El mallorquín, actualmente en el puesto 18 de las listas de la ATP, volvió a sentir el esfuerzo en el tercer episodio y dio algunas muestras de cansancio, lo que le dio alas al joven tenista nacido en Murcia.

El partido volvió a ser parejo, pero cuando el set estaba 4-4 Almagro comenzó a desequilibrar y logró quebrar el saque de Moyá.

La jugada que cambió el rumbo del encuentro fue un largo peloteo que Moyá parecía que iba a culminar con un potente remate hacia el fondo, pero Almagro logró devolver la pelota y colocarla lejos del alcance del mallorquín.

Con el 5-4 a favor, Almagro no supo controlar los nervios y Moyá le devolvió la ruptura del saque, para dejar las cosas nuevamente igualadas.

Almagro, sin embargo, no se rindió. Volvió a quebrar el saque de Moyá y acabó ganando el set por 7-5 y con ello el título.

La celebración de España en Brasil pudo haber sido total, pero el sábado por la noche los brasileños Marcelo Melo y André Sá vencieron a los españoles Santiago Ventura y Albert Montañez en la final del torneo de dobles.

Los brasileños festejaron durante la madrugada ese título, pero hoy sí, la fiesta tuvo un absoluto sabor español.