Público
Público

Los españoles creen que a más crisis, más fraude

El 72% cree que aumentó el incumplimiento con Hacienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Crisis. Déficit. Subida del IVA. Recorte del gasto. España enlaza más de un año de bombardeo de mensajes sobre la necesidad, la urgencia de sanear las cuentas públicas para que no venga el mercado y se coma el futuro del país. ¿Mueve esta tensión las conciencias de los contribuyentes para que se pongan a bien con el Fisco? Los españoles creen que no mucho. De hecho, el 72% considera que el fraude fiscal aumentó en 2010 con respecto al ejercicio anterior, frente a tan solo un 28% que considera que los incumplimientos frente a Hacienda han disminuido.

Así lo refleja el XVI Barómetro Fiscal del Instituto de Estudios Fiscales hecho público ayer. Atendiendo a la serie histórica de dicha encuesta, hay que remontarse a antes de la crisis para encontrar un barómetro en el que el número de los que piensan que aumentó el fraude de forma interanual se equipare al de aquellos que creen que disminuyó. Una vez estalló la Gran Recesión, la opinión de que el fraude aumentaba se hizo claramente mayoritaria.

Sólo el 40% ve como principal efecto del fraude que afecta a servicios públicos

Llama la atención que sólo el 40% considera que el peor efecto del fraude fiscal es que 'disminuye los recursos para financiar los servicios públicos', así como que sólo el 15% considere que 'obliga a aumentar la presión fiscal sobre los que cumplen'.

La duda se cierne especialmente sobre aquellos que más posibilidades tienen de esquivar a Hacienda, aquellos a los que los impuestos no les vienen ya restados de la nómina: los empresarios. Para la opinión pública 'existen ciertos colectivos que defraudan habitual y sistemáticamente a la Hacienda Pública', explica el Barómetro. 'Tales colectivos son los empresarios, pero también los profesionales liberales y los trabajadores autónomos, cuyas actividades al estar sometidas a un menor control por parte de la Administración, ofrecen mayores oportunidades para la evasión'.

La percepción de que los empresarios son los que más defraudan no se da sólo entre los ciudadanos de a pie. El 29% de los propios empresarios consideran que es en su colectivo donde se encuentra el mayor foco de fraude.

Los empresarios son vistos, incluso entre ellos, como los que más defraudan

Como novedad, en el estudio referido a 2010, el Instituto de Estudios Fiscales ha tenido que colocar en tercer lugar, tras los empresarios y los profesionales liberales un grupo heterogéneo bajo el epígrafe 'otros' constituido por aquellos colectivos que fueron mencionados de forma espontánea por el encuestado pese a no encontrarse entre las opciones de respuesta. Entre ellos destacan la 'construcción, mafias, políticos, extranjeros, inmigrantes, banca, famosos, bajas por enfermedad, parados, funcionarios, etc.'

La mayoría de los encuestados (el 47% lo mencionó así) 'considera que la falta de honradez y conciencia cívica es la principal causa del fraude fiscal'. También mencionan 'la impunidad de los defraudadores, la presión fiscal excesiva o la ineficacia de la lucha contra el fraude'.