Público
Público

Los españoles gastarán más en Navidad para "darse un respiro y olvidar la crisis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los consumidores españoles afrontan la Navidad con cautela debido a la incierta situación económica, pero con ganas de "darse un respiro y olvidar la crisis" por lo que gastarán algo más que el año pasado, sobre todo en regalos útiles y a buen precio.

Estas son la principales tendencias que revela el estudio de consumo navideño de la consultoría Deloitte que, con el título "Navidad: tiempo de esperanza y de prudencia", recoge las opiniones de más de 18.000 personas -sobre todo europeas- entrevistadas por Internet.

El pesimismo con respecto a la evolución de la economía y el menor poder adquisitivo sumado a la mayor capacidad de comparación y estudio de las alternativas que brinda Internet resulta en consumidores cada vez más exigentes y conscientes de sus posibilidades de ahorro.

No obstante, y pese a que el 72 por ciento cree que España está en recesión y un 54 por ciento cree que la economía nacional empeorará el próximo año, casi una cuarta parte (23 por ciento) se mantiene optimista y cree que su situación mejorará el próximo año.

De hecho es la primera vez en tres años que el consumo navideño crece en España, aunque sea muy moderadamente.

Así, el gasto navideño promedio de los españoles será de unos 668 euros por persona (13 euros más que el año pasado) mientras que el gasto promedio de los europeos baja de los 589 euros del año pasado a los 555 euros previstos para este año.

Estos datos consolidan a España como uno de los países europeos que más gasta en estas fechas, sólo por detrás de Irlanda, Luxemburgo y Suiza.

La comparativa europea refleja otro dato curioso: mientras que Irlanda, uno de los países que ha tenido que ser "rescatado" por la UE, encabeza el gasto navideño con un promedio de 943 euros por persona, Alemania se mantiene entre los que menos gastan, unos 449 euros por consumidor.

En cuanto a la distribución del gasto, los españoles se muestran dispuestos a ahorrar en compras para el hogar, salidas de ocio y entretenimiento, pero no en alimentación, sanidad o educación, revela el estudio.

"El consumo es cuestión de expectativas y, aunque éstas son malas, hay una sensación de hartazgo, de que no se puede vivir permanentemente en crisis y hay que darse un respiro y olvidar la crisis", ha explicado el responsable del área de Consumo de Deloitte, Juan José Roque, en la presentación del informe.

De hecho, el 36 por ciento de las personas que aseguran que gastarán más esta Navidad lo hacen por ganas de "disfrutar y evitar pensar en la crisis", mientras que el 26 por ciento lo atribuye a que sus "ingresos han aumentado".

En España, ese gasto se va en un 59 por ciento en regalos, con las comidas (27 por ciento) y las salidas (14 por ciento) en claro retroceso respecto del año pasado, revela el estudio.

En cuanto a los regalos, libros, ropa, dinero y viajes son, un año más, los regalos más deseados por los consumidores españoles, que sin embargo recibirán en un 56 por ciento perfumes y cosméticos.

El afán por regalar productos útiles coloca en segundo lugar como producto más comprado para regalo la ropa y los zapatos en el caso de los adultos.

Por primera vez, entran en la lista de regalo más valorados las "experiencias como una visita a un 'spa' o conducir un porsche", ha subrayado Roque.

El juguete educativo será "el regalo estrella" para los niños, seguido de muñecos y libros, mientras que los adolescentes recibirán en su mayoría videojuegos, libros y prendas de deporte, en ese orden.

Finalmente, el estudio también evalúa los hábitos de compra de los españoles, quienes se mantienen fieles a las compras presenciales en cadenas especializadas, grandes almacenes e hipermercados, aunque cada vez recurren más a Internet como motor de búsqueda y comparación.

Así, incluso en los productos más habituales en las compras por Internet como son libros, música y películas, las ventas presenciales superan en los tres casos el 55 por ciento y las ventas exclusivamente online no superan el 15 por ciento.