Público
Público

Los españoles mejoran levemente sus expectativas

Se incrementa desde el 20,6% hasta el 22% el porcentaje de ciudadanos que cree que su situación económica va a mejorar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El verano y sus vacaciones no han conseguido levantar el ánimo de los españoles, que siguen viendo un panorama económico muy negro a su alrededor. Aunque es cierto que sí parece entreverse un débil rayo de esperanza que pugna por dejarse ver entre los espesos nubarrones de la crisis. Sus respuestas a las preguntas del Publiscopio, realizadas a 2.728 personas entre los días 5 y 21 de octubre, muestran muy pocos cambios con respecto a las opiniones imperantes en mayo, salvo una ligera mejoría sobre sus expectativas de futuro.

Aunque dos de cada tres españoles siguen definiendo la situación económica del país como bastante mala y muy mala, el número de los que la ven como muy mala ha crecido algo más de un punto porcentual para situarse en el 40,8%, mientras que los que la describen como bastante mala caen algo más de punto y medio, pero siguen sumando el 36,7%. Entre el resto, el 20,8% escoge la respuesta regular mientras que sólo un 1,1% opta por responder que la situación general del país es buena.

Es más, sus respuestas cuando se les pregunta por su situación económica personal no dejan lugar a dudas del porqué de su pesimismo. El porcentaje de españoles que afirma estar pasando por una situación bastante mala o muy mala no es sólo 1,7 puntos superior a los que lo decían en mayo, sino que supone la cifra más alta de los últimos años, el 20,7%. Uno de cada cuatro de los encuestados tiene problemas para llegar a fin de mes y un 64% no logra ahorrar un euro.

De la misma manera, el 25,2% de los ciudadanos que define su situación personal como bastante buena es también la cifra más baja de la historia del Publiscopio. Implica, además, una caída de casi tres puntos con respecto a mayo.

Sólo sobre sus expectativas de futuro muestran los españoles un atisbo de esperanza. Por razones objetivas o porque dan credibilidad al mensaje tan repetido estos días de que la crisis ha tocado fondo, el hecho es que el porcentaje de españoles que espera estar peor dentro de un año (24,2%) ha caído seis puntos y medio con respecto al pasado mes de mayo. A la vez, crece del 40,8% al 44,5% los que creen que seguirán igual, mientras que los que piensan que su situación económica personal mejorará suben del 20,6% al 22%. Parece, pues, que creen que se ha tocado fondo. Algo es algo.