Publicado: 08.02.2014 11:43 |Actualizado: 08.02.2014 11:43

El Espanyol desmonta al Granada con diez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Espanyol amarró una sufrida victoria ante el Granada con un gol de Héctor Moreno en el minuto 78, tras un saque de esquina, después de quedarse con diez a la media hora por la expulsión de Víctor Álvarez, algo que, pese a todo, no cambió el conservador planteamiento andaluz.

Los de Lucas Alcaraz resistieron los intentos blanquiazules con éxito, pero propusieron poco más. Prácticamente todas las ocasiones fueron locales: Córdoba, la más clara hasta el tanto, Stuani y Sergio García, ovacionado, examinaron la zaga rival con peligro. Los tres puntos se los llevó el anfitrión, desquiciado por el árbitro. Las combinaciones de la parcela ofensiva de Aguirre ya crearon problemas a la defensa del Granada en los primeros compases del partido. Faltaba encontrar un remate claro, pero el dominio era del Espanyol desde el inicio. Murillo e Ilori, centrales del bloque andaluz, frenaban correctamente las amenazas.

El Granada se limitaba a esperar los errores locales para montar una contra. De todos modos, no tenían oportunidades claras y sus llegadas al área eran inocuas. Además, la medular blanquiazul, con David López y Víctor Sánchez, recuperaba balones y creaba nuevas jugadas para los suyos. Jhon Córdoba dispuso de la mejor del Espanyol en el minuto 26. El delantero colombiano, solo en el área tras una asistencia perfecta de Sergio García, falló un uno contra uno ante Roberto. Perdonó demasiado. El ariete quiso cruzar el balón, pero el portero lo atrapó a la primera.

El cuadro catalán pasó de estar cerca de la victoria a verse, de repente, con uno menos a la media hora del encuentro. Iglesias Villanueva expulsó, no sin polémica, a Víctor Álvarez, que forcejeaba con El-Arabi después de que el marroquí le ganara la posición. Buonannotte envió fuera la falta directa desde la frontal. Fuentes entró por Simao: Aguirre no quería perder fuerza atrás. Y aún así tampoco le faltaba ritmo al Espanyol en ataque. Roberto se lució en un mano a mano ante Stuani, enviado el balón a córner, y después en el remate de cabeza de Héctor Moreno.

El Granada, en superioridad, no mordía mucho más. El único peligro que creaba era a balón parado, algo que no cambiaría en la reanudación. Tras el descanso, el anfitrión siguió mandando, aunque muy desquiciado por el árbitro y sin efectividad arriba. Córdoba no tenía una buena noche. Los andaluces, gracias al desgaste local, llegaban con más facilidad. El-Arabi, en el 60, envió un balón al larguero. Fue la mejor para los de Lucas Alcaraz, desaparecidos en el plano ofensivo la mayor parte del tiempo. Esperaban al Espanyol, aunque éste vigilaba bien sus espacios para evitar sorpresas.

Todas las esperanzas locales estaban puestas en Sergio García. El capitán, pese a su evidente cansancio, logró sacar los colores a la defensa del Granada varias veces. Precisamente de sus botas nació el primero, en el minuto 78. El punta envió el saque de esquina a la cabeza de Héctor Moreno. El central mexicano estaba libre de marca y encontró al portero descolocado. Con tiempo y espacio, no falló y firmó el 1-0. Ahora el rival imprimió más velocidad al choque. Pereira no conectó un centro de Riki y ahí acabaron los temores para la grada de Cornellà. La defensa y Kiko Casilla no dieron opciones para el empate.

1- RCD Espanyol: Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Víctor Álvarez; Víctor Sánchez, David López; Stuani, Sergio García (Abraham, min.90), Simao (Fuentes, min.35) y Jhon Córdoba (Álex Fernández, min.64).

0- Granada CF: Roberto; Nyom (Pereira, min.81), Ilori, Murillo, Angulo; Recio, Iturra, Fran Rico (Piti, min.54); Buonannotte (Riki, min.70), Brahimi, El-Arabi.

Goles: 1-0, min.78: Héctor Moreno.

Árbitro: Iglesias Villanueva (colegio gallego). Expulsó a Víctor Álvarez (min.30). Amonestó a Fran Rico (min.24), Sergio García (min.42), Colotto (min.43), Stuani (min.57), Nyom (min.68), Iturra (min.73), Ilori (min.76).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimotercera jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Cornellà-El Prat ante 14.011 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por Luis Aragonés, exseleccinador español y extécnico del cuadro catalán, entre otros conjuntos.