Público
Público

Los espeleólogos españoles se movilizan para rescatar a un compañero herido en Perú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Numerosos espeleólogos han acudido a primera hora de esta tarde a la terminal T-4 del aeropuerto de Madrid Adolfo Suárez para protestar contra la falta de apoyo del Gobierno a su compañero Cecilio López Tercero, quien permanece herido en una cueva del Perú desde el pasado jueves.

López Tercero es un experimentado espeleólogo, miembro del grupo de socorro de la Federación Madrileña de Espeleología, que se encuentra atrapado a 400 metros de profundidad tras sufrir una caída de cinco metros mientras participaba en una expedición.

Se encuentra 'consciente y estable', aunque no puede mover el cuerpo: sólo tiene movilidad en las extremidades superiores y se queja de un dolor intenso en la zona lumbar. Al parecer, tiene las dos piernas fracturadas y una lesión medular.

López Tercero 'come, se hidrata y está protegido térmicamente' apoyado desde el exterior por los otros siete miembros de la expedición en la que participaba.

Seis espeleólogos han partido esta mañana desde el aeropuerto de Madrid para rescatarlo, en vista de que en Perú no hay especialistas capacitados que puedan rescatar a un herido a esa profundidad, en plena selva, ni tampoco hay medios adecuados. La compañía de seguros aporta el helicóptero para evacuarlo.

La expedición de rescate que ha partido del aeropuerto está formada por una médico, un enfermero y cuatro socorristas, que viajan a Perú con los medios económicos y técnicos propios recabado entre el colectivo de espeleólogos 'al no haber encontrado apoyo en las autoridades'.

El resto de los compañeros han acudido a la T-4 en solidaridad, al tiempo que denunciaban la falta de apoyo del Gobierno en este rescate.

López Tercero se encuentra atrapado en condiciones ambientales de diez grados centígrados y cien por cien de humedad. Resultó herido el jueves al caer en una cueva a 400 metros de profundidad en el municipio de Leymebamba del departamento andino de Amazonas, donde participaba en una expedición formada por nueve espeleólogos mexicanos, franceses, italianos y españoles.

Al parecer, el espeleólogo exploraba el 18 de septiembre la caverna Intimachay (‘Cueva del sol') , en concreto una galería recién descubierta, cuando resbaló y cayó cinco metros.

La caverna está ubicada en Huriaca, una zona selvática de muy difícil acceso y situada a 200 kilómetros al norte de Lima, la capital peruana.

En 2010, y junto a Agustín Rodríguez Teso, este espeleólogo realizó un sorprendente hallazgo en las profundidades de esa caverna: altares ceremoniales prehispánicos, tumbas, restos humanos, piezas de cerámica y construcciones. Para llegar a este descubrimiento tuvieron que bucear en un río subterráneo hasta alcanzar una playa donde estaban esos enterramientos rituales de los Chachas. 

Para seguir las noticias del rescate y contactar con el equipo , la Federación ha abierto este blog: http://rescateintimachay.blogspot.com.es/