Público
Público

A la espera de unas medidas que no llegan

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quien espera desespera, reza el dicho castizo. Hace meses que el Gobierno aprobó un plan de rescate específico para los autónomos, y hace también meses que se comprometió a diseñar el anteproyecto de la prestación por cese de actividad, pero ninguna de esas iniciativas se ha materializado y la afiliación del colectivo sigue bajando.

A 30 de junio, 3.232.151 personas cotizaban al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), es decir, 5.814 menos que en mayo. En sólo un año se han producido 177.372 bajas netas, y las organizaciones del sector temen nuevos disgustos. 'Los brotes verdes no han llegado a los autónomos. Estamos secos y tiesos. No vislumbramos la luz del final del túnel', denuncia el presidente de ATA, Lorenzo Amor. Tras 14 meses consecutivos de destrucción de empleo, ve 'urgente' que se acelere la elaboración de la norma que regulará el seguro de paro de los autónomos, y observa con 'desconcierto' que todavía no se haya dado luz verde al Real Decreto que implementará el plan de rescate consensuado el pasado 5 de mayo. 'El Gobierno está más preocupado por hacerse la foto del diálogo social', critica.

El Gobierno aún no ha perfilado el sistema de paro de los autónomos

El secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, es de una opinión distinta. A su juicio no hay inmovilismo, sino unos 'trámites' que demoran irremediablemente la puesta en marcha de las ayudas. De hecho, el martes se conocerá el texto definitivo del Real Decreto de medidas urgentes de empleo, que consagrará una bonificación del 50% en las cuotas sociales de los trabajadores por cuenta propia que contraten indefinidamente a su primer asalariado y permitirá que, en determinados supuestos, se pueda cobrar de una vez el 80% de la prestación por desempleo para hacerse autónomo, frente al 60% actual. Salvo imprevistos de última hora, la iniciativa podría ser aprobada en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

La prestación por cese de actividad, en cambio, sigue un proceso más lento. El Gobierno se comprometió a hacer pública su propuesta definitiva en mayo, pero todavía no la ha acabado. UPTA y ATA confían en que se conozca este mes, aunque son conscientes de que, tal como advirtió el Ministerio de Trabajo, los autónomos no empezarán a cobrar el paro hasta 2011.

Hasta entonces, reclaman que el Ejecutivo haga extensivas a los trabajadores autónomos las medidas que tiene previsto adoptar para los asalariados: tanto los seis meses extra de prestación no contributiva para los desempleados que agoten el subsidio, como la rebaja del 0,5% en las cotizaciones a la Seguridad Social. De lo contrario, el colectivo tendrá que seguir esperando una salvación que no termina de llegar, pero urge. Como decía Calderón de la Barca, 'afortunado es el hombre que tiene tiempo para esperar'.

En junio, la afiliación cayó por decimocuarto mes consecutivo