Público
Público

Todos esperan a Michael Jackson, pero él no llega

Medios y fans llegan a Neverland a la espera del cuerpo del cantante, a pesar de las incógnitas sobre el funeral. El nuevo testamento presentado deja la totalidad de sus bienes y propiedades al "Michael Jackson Family Trust"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A una semana del fallecimiento de Michael Jackson siguen las dudas sobre donde será enterrado el llamado 'rey del Pop', una vez descartado su lugar favorito, el rancho Neverland en Santa Barbara, California Oficialmente, la familia Jackson no ha dicho la última palabra sobre el asunto. Pero hay una versión distinta al menos cada hora. A un día de que llegue el cuerpo del cantante a Neverland, ya repleto de seguidores y periodistas, también hay dudas sobre la instalación de la capilla ardiente.

La idea de la familia de Jackson era enterrarlo el domingo en Neverland, realizando los dos días antes una vigilia pública en la cual los seguidores del artista pudieran desfilar ante su féretro. Los rumores desataron una avalancha de gente en los alrededores de Neverland. En el sitio hay ahora decenas de camiones de cadenas de televisión listas para enviar la señal al mundo, lo mismo que cientos de fanáticos que esperan pacientes el mejor lugar para el último homenaje a su héroe musical.

Sin embargo, no habrá entierro en Neverland debido a que la ley de California y las regulaciones sanitarias del condado de Santa Barbara, prohíben que se entierre a alguien en una propiedad privada que no sea un cementerio. Una de las posibilidades que se manejan es que haya una vista pública del cuerpo de Jackson en el 'Staples Center' de Los Ángeles, para luego seguir con la idea original de otro despliegue público en Neverland.

La controversia sobre Jackson se extiende también al destino de su patrimonio y sobre quién tendrá la custodia de sus tres hijos. Además, en una última versión no confirmada por las autoridades, se señala que en la residencia de Jackson fue encontrado un potente sedante Propofol, que se utiliza como anestésico en intervenciones quirúrgicas.

Aun cuando los padres y el círculo cercano de asesores del artista habían dicho que no había testamento, el miércoles, como sacado del sombrero de un mago, un ex abogado de Jackson presentó en un tribunal de Los Ángeles lo que al parecer su último testamento.

En el documento de cinco páginas Jackson deja la totalidad de sus bienes y propiedades al 'Michael Jackson Family Trust'. Es un fondo fiduciario que asegura a sus hijos con todo su dinero del titular.

En el caso de Jackson no queda claro quiénes son los beneficiarios nombrados en el fondo, pero todo apunta a que son los hijos y la madre de Jackson. En el testamento, Jackson nombra precisamente a su madre como la custodia de sus tres hijos menores. En el caso de que su madre haya fallecido o este incapacitada, será la cantante y leyenda musical Diana Ross quien se encargará de ellos.

Otro detalle: Jackson señala que no le deja nada a su esposa y madre de sus dos hijos mayores, Debora Rowe.

El testamento nombra como ejecutores a los abogados John Branca y Barry Siegel y al ejecutivo de la industria de la música John McClain, un viejo amigo de Jackson. Branca y McClain hicieron público un comunicado el miércoles en el cual señalan que 'el más importante elemento del testamento de Michael es su inquebrantable deseo de que sea su madre, Katherine, quien tenga la custodia legal de sus tres hijos'.

Branca, que presentó el documento ante la corte angelina, estuvo ligado a Jackson desde que el artista tenía 21 años de edad, representándolo durante el período de más éxito del cantante. Además, el escrito tampoco habla del lugar en el que a Jackson le hubiese gustado ser enterrado. El rancho Neverland por supuesto, adquirido por el artista en 1988 e inspirado por la isla en la obra Peter Pan, era su sitio favorito.

Neverland es una propiedad ubicada a unas dos horas al norte de Los Ángeles y valuada en cerca de 25 millones de dólares fue convertida por Jackson en una mezcla de parque de atracciones, sitio de fantasía y lugar de vivienda donde el controvertido artista intento reproducir su niñez que alguna vez dijo le fue robada debido al temprano éxito como cantante de los 'Jackson Five'.

Jackson sin embargo, no había vuelto a visitar Neverland desde hace cinco años, cuando surgieron las acusaciones de abuso sexual infantil sobre niños que lo visitaban en el lugar.