Público
Público

Pocas esperanzas de encontrar supervivientes en mina colombiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las familias de al menos 52 mineros atrapados en una mina de carbón en el noroeste de Colombia comenzaron a perder las esperanzas de encontrarlos con vida el sábado, tres días después de que una explosión los sepultó en la peor tragedia minera del país en tres décadas.

Los grupos de rescate recuperaron los cadáveres de otros 19 mineros en la mina San Fernando, propiedad de una empresa privada y localizada en una zona montañosa del municipio de Amagá, en el departamento de Antioquia, 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Las autoridades informaron que 71 mineros se encontraban en el interior de la mina en el momento de la explosión y admitieron que temen que esa sea la cifra total de víctimas mortales.

Los equipos de rescate avanzaban lentamente por la concentración de gases y la cantidad de escombros que necesitan retirar para descender hasta los 2.000 metros del socavón, en donde se presume quedaron atrapados los mineros.

"Lo último que se pierde es la esperanza pero realmente no tenemos certeza ni evidencia de que alguien esté vivo allá abajo", dijo Alfredo Muñoz, jefe de operaciones de la Defensa Civil en Antioquia.

"Continúan las operaciones pero la concentración de gases la hace lenta. Tenemos que tomar precauciones con los rescatistas", explicó.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, llegó a Amagá y se reunió con los familiares de los mineros muertos y desaparecidos, así como con los trabajadores y propietarios del yacimiento de carbón.

"Nos duele mucho, yo les tengo que confesar que uno se siente muy impotente y le da una especie de cobardía en este dolor, venir a saludarlos a ustedes en esta hora de dolor uno siente mucha cobardía, mucha impotencia", dijo el mandatario.

PESAME EN HORA DE DOLOR

"Haremos todos los esfuerzos para que ustedes, apreciadas familias, no se sientan desprotegidos, creemos que eso es lo fundamental. Nuestro más sentido pésame en esta hora de dolor", precisó Uribe.

La visita del presidente se produjo en la víspera de la segunda vuelta de la elección presidencial en la que los colombianos elegirán a su sucesor entre el oficialista Juan Manuel Santos, quien llega como favorito, frente al independiente Antanas Mockus.

La mina, con una producción de 240.000 toneladas anuales de carbón térmico para el consumo nacional y que en el pasado sufrió accidentes fatales similares, se encuentra lejos de las principales explotaciones de carbón a cargo de grandes empresas como Drummond y Glencore, ubicadas en el norte del país.

Funcionarios del Ministerio de Minas y Energía y del Instituto Colombiano de Geología y Minería informaron de que las investigaciones preliminares apuntan a que una acumulación de gases provocó la explosión.

Habitantes de Amagá, en la Cordillera Central de los Andes colombianos, dijeron que la tragedia es la peor desde la que en julio de 1977 provocó la muerte de 86 mineros.

La industria minera de Colombia incluye desde enormes depósitos explotados por las multinacionales hasta cientos de pequeños e improvisados yacimientos que producen carbón y oro para los mercados locales.

Las industrias del petróleo y la minería aumentaron bajo el Gobierno de Uribe, quien impulsó una ofensiva militar contra la guerrilla que en el pasado extorsionaba a las multinacionales y a las empresas locales e incluso atacaban sus instalaciones y secuestraba a sus trabajadores.