Público
Público

Estables los heridos en la plataforma del gasoducto de Argelia que costó la vida a 3 trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los trabajadores heridos en el accidente ocurrido en la plataforma que construye el gasoducto entre Argelia y España, en el que murieron dos malayos y un italiano, siguen estables dentro de la gravedad, mientras que Salvamento Marítimo ha decidido no reanudar por el momento la búsqueda del desaparecido.

Fuentes de la Consejería de Salud han informado a Efe de que los trabajadores de 23 y 41 años que ingresaron ayer en el complejo hospitalario de Torrecárdenas de Almería permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos, después de que los facultativos que atendían en observación al más joven estimasen anoche oportuno su cambio de área.

Ambos sufren diversos traumatismos y permanecen estables dentro de la gravedad, aunque su vida no corre peligro, han precisado las mismas fuentes.

Un tercer empleado de 26 años también politraumatizado está en una clínica privada almeriense, cuya gerencia ha declinado aportar información sobre su estado.

Los heridos, de los que no ha trascendido la identidad, son un inglés, un francés y un malayo, según ha informado la Subdelegación del Gobierno, que ha revelado que dos de los trabajadores muertos en el siniestro proceden de Malasia, mientras que el tercer fallecido es de nacionalidad italiana.

Un portavoz de Salvamento Marítimo ha informado a Efe de que, por el momento, no se ha reanudado la búsqueda del empleado desaparecido tras el accidente.

La decisión responde a las pocas posibilidades de encontrarle en el mar, puesto que durante la tarde de ayer un helicóptero del organismo rastreó durante tres horas un área de 120 millas cuadradas en torno a la plataforma sin obtener resultado alguno en perfectas condiciones de visibilidad.

El desaparecido, al igual que un cuarto herido en el siniestro que no fue evacuado a Almería, es asiático, si bien por el momento no ha trascendido su nacionalidad.

El accidente laboral ocurrido en el buque "Saipem 7000", que se encontraba ayer en aguas internacionales más próximas a Argelia que a España, se debió al desplome sobre un grupo de trabajadores de una de las tuberías con las que se construye el gasoducto submarino.