Público
Público

Estados Unidos pide el cese de la violencia en Guinea Bissau

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de EE.UU. instó hoy al cese de la violencia en Guinea Bissau y pidió a los poderes políticos que mantengan el orden constitucional, tras el asesinato del presidente y del jefe del Estado Mayor del Ejército de ese país africano.

Estados Unidos expresó así su preocupación por el asesinato del mandatario Joao Bernardo Vieira y del jefe del Estado Mayor del Ejército de Guinea Bissau, el general Tagme Na Wai.

"Instamos al cese de la violencia y a que se conduzcan las tareas del Gobierno de manera pacífica", declaró Gordon Duguid, un portavoz del Departamento de Estado, quien también se pronunció a favor de que se juzgue a los responsables de los asesinatos.

Duguid dijo que el Gobierno de EE.UU. ha confirmado la muerte del gobernante y del máximo responsable del Ejército de Guinea Bissau, así como del asistente personal de Vieira, pero indicó que de momento se desconoce si se trató de un intento de golpe de Estado.

Vieira fue asesinado hoy por soldados leales al general Na Wai, quien murió el domingo en un atentado con explosivos perpetrado en su oficina.

Según medios locales, lo sucedido entre el domingo y este lunes ha sido el desenlace de una profunda rivalidad entre Vieira y Na Wai, que en los últimos meses habían tenido unas relaciones muy tensas.

Na Wai denunció en enero a la guardia del mandatario de la ex colonia portuguesa de haber atentado contra su vida al abrir fuego contra su vehículo cuando pasaba frente al palacio presidencial.

Por su parte, el 23 de noviembre de 2008 un grupo de militares atacaron durante la noche la residencia de Vieira y en el incidente murieron dos personas.

Según las leyes de Guinea Bissau, el titular del Senado, Raimundo Preira, asumirá interinamente la Presidencia hasta la celebración de elecciones.

Las autoridades militares de Guinea Bissau han ordenado el cierre de la frontera del país con Senegal y el refuerzo del dispositivo de seguridad en el marco de una alerta máxima decretada por las fuerzas armadas.