Público
Público

Estados Unidos quiere acelerar la extradición del "Mercader de la muerte"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades estadounidenses han pedido a Tailandia que retire los cargos de fraude y lavado de dinero contra el presunto traficante de armas ruso Viktor Bout, de 43 años, para acelerar su extradición, informo hoy la prensa tailandesa.

El portavoz del Departamento tailandés de Justicia, Sitthisak Wanachakij, reconoció que estas imputaciones, presentadas por Estados Unidos en febrero, podrían demorar el proceso, según el diario "Bangkok Post".

El Tribunal de Apelaciones de Tailandia concedió la extradición a Estados Unidos del llamado "Mercader de la muerte" el 20 de agosto y otorgó un plazo de 90 días para completar el traslado, de no hacerse Bout, quedará en libertad.

Por su parte, un tribunal penal tailandés tiene previsto ver los cargos de lavado de dinero y fraude el 4 de octubre próximo,

Los servicios de inteligencia británicos y estadounidenses sostienen que Bout dirigió durante años una de las mayores redes privadas de contrabando de armas y negoció con regímenes sanguinarios en África y Asia, como los dirigidos por los talibanes o el dictador liberiano Charles Taylor.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos busca a Bout por terrorismo y le acusa de estar implicado en operaciones de venta de armas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En concreto, unos 800 misiles tierra-aire, 5.000 fusiles de asalto AK-47, explosivos C-4 y minas antipersonal, entre otras armas valoradas en varios millones de dólares.

Según el FBI, el acusado intentó adquirir una batería antiaérea y conspiró para asesinar a ciudadanos estadounidenses al proveer armas para Al Qaeda, grupo que perpetró los ataques terroristas contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001.

Bout se encuentra a la espera de conocer su destino en la penitenciaría de alta seguridad de Bang Kwang, en Bangkok, adonde fue trasladado el lunes.

Su esposa, Alla Bout, condenó la decisión del tribunal tailandés de autorizar la extradición, fallo que atribuyó a la fuerte presión ejercida por la primera potencia mundial, y denunció que su marido no tendrá un juicio justo en Estados Unidos.

Bout, que defiende su inocencia y se presenta como un hombre de negocios corriente, fue detenido en Bangkok en marzo de 2008 y en agosto de ese año un tribunal ordinario denegó la extradición.