Público
Público

Estadounidense liberado en Pyongyang tras la mediación de Carter llega a EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aijalon Mahli Gomes, el estadounidense que fue liberado por Corea del Norte, llegó hoy a Boston en un avión en el que también viajaba el ex presidente Jimmy Carter, quien logró su puesta en libertad en una misión privada a Pyongyang.

Al llegar al aeropuerto de Boston, tras siete meses después de haber sido detenido en Corea del Norte por entrar ilegalmente al país comunista, Gomes, con lágrimas en los ojos, se fundió en abrazos con su familia y también abrazó a Carter.

El ex presidente y Premio Nobel de la Paz en 2002 abandonó el viernes por la mañana Pyongyang acompañado de Gomes, quien fue detenido el 25 de enero y condenado en abril pasado a ocho años de trabajos forzados y a una multa de 600.000 dólares por entrar ilegalmente en Corea del Norte.

El Centro Carter, que recalcó que la misión tuvo carácter privado y no fue auspiciada por el Gobierno de EE.UU., indicó anoche que, a petición del ex mandatario y por razones humanitarias, el líder norcoreano, Kim Jong-il, concedió una amnistía a Gomes.

El Gobierno de Estados Unidos celebró la liberación del ciudadano estadounidense y agradeció las gestiones del ex presidente y el centro Carter.

"Apreciamos el esfuerzo humanitario del ex presidente Carter y saludamos la decisión de Corea del Norte de dar a Gomes una amnistía especial y permitirle su regreso a Estados Unidos" dijo el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

La familia de Gomes dijo sentirse "bendecida" por la liberación, y afirmó que todos han sufrido un periodo "largo, oscuro y difícil" a raíz de su detención hace siete meses.

Dio las gracias a Carter y al régimen norcoreano y pidió privacidad para Gomes, quien indicó en un comunicado anoche que ahora comenzaba un proceso para superar lo vivido en Corea del Norte.

Carter, de quien se espera que informe al Departamento de Estado de sus impresiones sobre Corea del Norte y del contenido de sus reuniones con las autoridades del régimen comunista, llegó el miércoles a Pyongyang para lograr la liberación de Gomes.

La agencia oficial norcoreana KCNA señaló que la liberación se produjo por razones humanitarias y después de que Carter ofreciera una "disculpa" por la entrada ilegal de ese ciudadano a Corea del Norte y asegurar de que no volverá a ocurrir otro caso similar.

Pyongyang reiteró, además, su deseo de reanudar las negociaciones a seis bandas para su desarme nuclear.

EE.UU. había instado al régimen comunista en reiteradas ocasiones a liberar a Gomes por razones humanitarias.

El Departamento de Estado estaba preocupado por la salud del estadounidense, pues medios oficiales norcoreanos afirmaron recientemente que intentó suicidarse.

Esta es la segunda vez en un año que un ex presidente estadounidense viaja específicamente a Pyongyang para liberar a uno de sus ciudadanos.

En agosto de 2009, Bill Clinton logró la liberación de dos periodistas estadounidenses que habían sido arrestadas en la frontera con China y condenadas a doce años de trabajos forzados.

Carter tiene una gran experiencia a la hora de negociar con Corea del Norte, pues en 1994 visitó Pyongyang y consiguió que el entonces líder norcoreano Kim Il Sung se sentara a negociar con Estados Unidos en unas conversaciones de alto nivel sin precedentes que llevaron a un acuerdo de desarme nuclear.